Cinco menores entre las nueve víctimas mortales del tiroteo de Múnich

Según las autoridades alemanas, el joven autor del ataque era un estudiante obsesionado con la violencia y actuó sin ningún tipo de motivación terrorista.
Ofrendas florales por las víctimas de Múnich en la zona del atentado. | Fuente: AFP

Cinco de las nueve víctimas mortales del tiroteo registrado el viernes en un centro comercial de Múnich eran menores de edad, según informaron fuentes policiales de la capital bávara citadas por los medios locales.

Acto de locura. La Fiscalía de Múnich asume que el tiroteo protagonizado por un germano-iraní de 18 años en un centro comercial de la ciudad fue un acto de locura, por lo que la hipotésis de un presunto vínculo con el Estado Islámico (ISIS) se debilita. Entre los nueve muertos hay tres de 14 años, dos de 15, uno de 17, uno de 19, uno de 20 y una de 45 años, todos de Múnich y alrededores. 

En la secuencia de imágenes se ve el momento en el que joven atacante abre fuego contra un grupo de personas. | Fuente: Twitter

Obsesionado con la violencia. El joven germano-iraní era un estudiante obsesionado con la violencia y las matanzas y actuó sin ningún tipo de motivación terrorista o islamista, según la investigación de la Policía y la fiscalía alemanas. Tras la alerta antiterrorista desatada después del tiroteo la Policía sigue investigando qué empujó al joven, identificado como David S., a coger una pistola y lanzarse a disparar. Según la fiscalía, el joven se encontraba en tratamiento psiquiátrico y el ministro de Interior bávaro, Joachim Hermann, aseguró que hay indicios de que sufría "una perturbación psíquica nada leve".

¿Contacto en Facebook? En una rueda de prensa en Múnich, la policía informó de que se investiga una cuenta de Facebook que pudo haber pirateado el joven para invitar a conocidos a acercarse a la hamburguesería en la que comenzó el ataque.  El joven atacante uso una pistola de nueve milímetros adquirida de forma ilegal, ya que tiene la numeración borrada y en la mochila llevaba cargadores con 300 balas.

Ali Sonboly vivía con sus padres y su hermano en un barrio humilde de Múnich. Las primeras investigaciones indican que estaba obsesionado con la violencia. | Fuente: telegraph.co.uk

Se suicidó. Tras el tiroteo, el joven, nacido en Múnich y sin antecedente policiales, se alejó del centro comercial y se suicidó con la misma pistola que había utilizado con un disparo en la cabeza. Una patrulla de la policía tomó contacto con el presunto atacante, quien al ser interpelado por los agentes sacó su pistola, apuntó a su cabeza y disparó, indicó la Policía a través de un comunicado. 

Víctimas turcas. Entre las nueve víctimas mortales del tiroteo hay tres ciudadanos turcos, informó el ministro de Exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu. "Lamentablemente, en este ataque han perdido la vida tres ciudadanos nuestros, ciudadanos de Turquía, tres de nuestros hermanos", dijo el ministro en la cadena privada NTV. Identificó a las víctimas como Sevda Dag, nacida en 1971, Can Leyla, nacido en 2001, y Selcuk Kilic, cuya edad no precisó.

Ofrendas y velas en honor a las víctimas del atentado de Múnich fremte al centro comercial donde se produjo el ataque. | Fuente: AFP
"Reposa en paz, te vamos a echar de menos", se lee en un cartel dejado en la zona del atentado en honor a una de las víctimas. | Fuente: EFE
La Torre Eiffel en París se iluminó con los colores de bandera alemana en solidaridad con lo ocurrido en Múnich. | Fuente: EFE


Sepa más:
¿Qué opinas?