AFP
La MUD presentó hoy varias condiciones para volver a sentarse en la mesa de diálogo con el Gobierno de Venezuela el próximo 11 de noviembre, entre ellas el compromiso "de ambos bandos a una solución electoral para salir de la crisis". | Fuente: AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, rechazó este jueves que la oposición le ponga un plazo hasta el 11 de noviembre para recibir gestos en el diálogo con que buscan una salida a la grave crisis política y económica.

"No puede haber ultimátum, nadie puede poner un ultimátum, todo tiene su tiempo", dijo el mandatario socialista en cadena de radio y televisión desde el palacio presidencial de Miraflores.

"Nadie puede decir que en 10 días, si el Gobierno no responde lo que ellos quieren y no aceptamos, ellos se van a la guerra y eso no puede aceptarlo nadie, así no fue conversado en la mesa", comentó Maduro.

La coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) reclama en el diálogo, entre otras cosas, un adelanto de elecciones y liberación de los presos políticos.

Maduro también acusó a la MUD de "buscar razones y excusas" para levantarse de la mesa, instalada el pasado domingo con el auspicio del Vaticano y Unasur, cuando la tensión estaba al tope por la suspensión del referendo revocatorio con que la oposición intentaba sacarlo del poder.

"Se han dicho muchas mentiras el día de hoy, se están creando falsas expectativas y hay que tener responsabilidad, le mienten hasta a su madre. Yo alerto, sobre todo a los seguidores de la oposición: les están mintiendo una vez más (...). Ni ultimátum, ni levantarse", dijo Maduro.

EFE
En medio del proceso del diálogo, la oposición decidió suspender el juicio político contra Maduro | Fuente: EFE
AFP
Reuniones entre líderes de la oposición y el Gobierno. | Fuente: AFP