Luz Mariela Santafé Acevedo
Luz Mariela Santafé Acevedo | Fuente: Twitter

La jueza militar venezolana, Luz Mariela Santafé Acevedo, ingresó a Colombia en búsqueda de refugio porque asegura que en su país no hay autonomía en el sistema judicial y pidió perdón a sus compatriotas por haber sentenciado injustamente a cárcel a decenas de jóvenes en las marchas contra el régimen de Nicolás Maduro a mediados de abril de 2017.

“Yo lo hice igual que todos los venezolanos, buscando un futuro para mis hijos, la situación política social en Venezuela se ha visto en retroceso. En este momento está en riesgo no solo mi salud física, sino mental y yo he llevado estos casos y eso me ha producido un gran problema de salud”, dijo en una entrevista a un programa de EVTV MIAMI.

Luz Santafé explicó que debía de cumplir órdenes de sus superiores, porque estaba en juego su libertad o estabilidad. Contó que ingresó a las filas de las Fuerzas Armadas porque quería cumplir su sueño de servir a su patria y que en su tiempo le agradó su trabajo, pero desde que se mezcló con lo político, le afectó tremendamente.

“En las Fuerzas Armadas hay personas buenas, pero hay miedo. Al no existir esa autonomía. Yo realmente pido perdón a todo el pueblo venezolano que les cause daño, siento que Venezuela tiene que ir hasta el progreso, como lo dice Gandhi tenemos derecho a ser felices”, dijo.

Reconoce irregularidades

Santafé reconoció que durante el proceso previo a la sentencias hubo una serie de irregularidades y que era una orden que se sentía obligada a cumplir y no caer en la desobediencia.” Se armaba el expediente, yo lo revisaba, pero obviamente cuando llegábamos a la etapa preliminar, no había elementos suficientes para llegar a una acusación, fue bastante difícil”, contó.

Las reacciones no se hicieron esperar y el grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) con sede en Miami instó a las autoridades de Colombia a negar dicho estatus a aquellos que "violan los derechos humanos".

Veppex criticó a la jueza Luz Mariela Santafé Acevedo. "Ninguna persona que haya perseguido y violado derechos humanos es merecedora de asilo o refugio de acuerdo a los convenios internacionales", manifestó en un comunicado José Antonio Colina, presidente de Veppex.

La Policía dispersó con gases lacrimógenos a manifestantes universitarios en Caracas en mayor de 2017.
La Policía dispersó con gases lacrimógenos a manifestantes universitarios en Caracas en mayor de 2017. | Fuente: EFE