A Flock of Seagulls, una banda icónica de los 80
A Flock of Seagulls, una banda icónica de los 80 | Fuente: Facebook- A Flock of Seagulls

Un día como hoy, en 1982, la banda inglesa A Flock of Seagulls publicó su disco debut homónimo. Con la producción de Mike Howlett y Bill Nelson, el disco fue un suceso de ventas por sus exitosos sencillos que, con el tiempo, se convirtieron no solo en clásicos de la década de los 80, sino de la historia musical.

La banda, formada en Liverpool en 1979, fue una de las agrupaciones que abrió las puertas de lo que luego se conoció como la “Segunda Invasión Británica”, un periodo musical que abarca la primera mitad de los 80, caracterizado por bandas inglesas que se hicieron sumamente conocidas en suelo norteamericano por su alta rotación en MTV.

De su primer disco, casi todos los singles tuvieron mucho éxito. "Telecommunication", el primero, fue un hit de las pistas de baile underground de Londres y les abrió las puertas para el lanzamiento de su debut. Le siguió "Modern Love Is Automatic" de 1981; pero, el siguiente, “I Ran (So Far Away)”, fue un éxito mundial, número 1 en Australia y top ten en EE.UU. y Nueva Zelanda.

Pero no solo eso. El video de la canción se convirtió en todo un ícono de los primeros años de la cadena de videoclips estadounidense, MTV.

Corriendo lejos

A primera vista, lo que más impacta en el videoclip de “I Ran (So Far Away)” es la apariencia de la banda. No en vano, su vocalista, Mike Score, es peluquero de profesión. El peinado felino de Score, las icónicas gafas gruesas de marco blanco del guitarrista Paul Reynolds, y las vestimentas coloridas de la banda los hicieron irresistibles en la programación de MTV.

La producción del video costó 5 mil euros, un precio bastante modesto a comparación de las superproducciones que se montaban para los videoclips de Michael Jackson o Madonna en la época. En el video, los integrantes hacen playback al compás del tema, en un ambiente lleno de espejos y papel aluminio.

Sobre la canción, Paul Reynolds recordó en 2019 para la revista española “Mondo Sonoro”

“Es una canción preciosa. Es la simplicidad, el menos, es más. La canción habla por sí sola y en la letra no se hace referencia al título, algo que le da un rollo misterioso […] Tardamos solo quince minutos en hacerla”.

La grabación del icónico videoclip también fue bastante breve. Se hizo en apenas unas horas y fue producido por la misma banda quienes se encargaron de la decoración de un ambiente que les prestó su casa discográfica para la grabación. En el set, la banda dio rienda suelta a su inspiración basada en películas de ciencia ficción y en la portada del álbum de Brian Eno y Robert Fripp, “(No Pussyfooting)” de 1973

Mucho más que peinados raros

Aunque es innegable que la banda tuvo en su primer disco su momento de gloria, también lo es que su sonido marcó estilo, aunque el éxito no los acompañó siempre a lo largo de su carrera. En ese sentido, se les suele relegar a la categoría “one-hit wonder” o a recordarlos solo por su look, bastante vanguardista para la época.

Sin embargo, su sonido se diferenciaba de otras bandas emergentes del estilo synth-pop, como Soft Cell o Human League, en el uso de las guitarras. Aún ahora, el sello de Paul Reynolds, guitarrista de la banda, suele aparecer como influencia de grupos como The Killers o Future Islands.

“Fue muy emocionante. Cuando en esa época me preguntaban qué se sentía al ser una estrella del rock, respondía que era algo no buscado, solo una consecuencia de la profesión en la que estaba metido. De joven no imaginaba que me iba a dedicar esto […] Y ahora nuestras canciones han sonado en películas como 'La La Land', 'X-Men: Apocalipsis', y series como 'Friends'. Es maravilloso”, recordaba Paul Reynolds en 2019.

La banda llegó a Lima en tres ocasiones, en 2004, 2010 y 2016. Su última producción, “String Theory”, fue lanzada el año pasado, luego de 34 años sin grabar.


Sepa más: