RPP/Referencial

Unas seis comunidades continúan aisladas por derrumbes en carreteras debido a  las persistentes lluvias que se presentan en la región Apurímac.

Tal es el caso de la localidad de Churizana, distrito de San Antonio de Cachi, el deslizamiento de lodo y piedras generó la obstrucción y hundimiento de la vía en el kilómetro 79 haciendo imposible el tránsito vehicular.

De igual modo en Sarahuarcay, altura del kilómetro 25 de la carretera Andahuaylas - Acombamba, provincia de Chincheros, unos 200 metros lineales de la vía han sido arrasados por los derrumbes, los cuales han aislado desde hace varios días atrás a los centros poblados de Esmeralda, Huancayo, Carhuallano Alto y Bajo y Socos, quienes no pueden trasladar sus productos agrícolas a mercados.

Finalmente en la localidad de Sotapa, distrito de Huancarama, el pase en el tramo que corresponde desde kilómetro 90 al 110 de la carretera Andahuaylas - Abancay es restringido por los constantes deslizamientos de cerro.

Lea más noticias de la región Apurímac