Referencial (Juan Nunura)

El arzobispo de Piura, monseñor José Eguren Anselmi, durante su homilía de fin de semana pidió el por el eterno descanso de los dos trabajadores que fallecieron días atrás en Ayabaca.

Monseñor Eguren pidió para que el Señor de la Vida de fortaleza a sus familiares y amigos. Al comenzar la Santa Misa el Arzobispo expresó su dolor por la muerte de los trabajadores perdidos en Ayabaca, asimismo manifestó su deseo por el pronto hallazgo de Segundo Tacure.

“Pidamos en esta Eucaristía por el eterno descanso de nuestros hermanos Aleida Dávila y Orlando Pastrana, así como por sus familiares. Que el Señor les dé a ellos la vida eterna y a sus familiares y amigos les conceda en estos momentos una fe sólidamente cimentada en la esperanza de la resurrección. Asimismo recemos para que prontamente se pueda ubicar a nuestro hermano Segundo Tacure. Mis oraciones están con ellos”, manifestó el arzobispo.

Lea más noticias de la región Piura