RPP/Referencial

El presidente regional de Lambayeque, Juan Pablo Horna Cruz, rechazó contundentemente las medidas de protesta anunciadas por los pobladores de la comunidad Santo Domingo de Olmos, sino se les concede las facilidades para acceder al agua para regar sus tierras en el valle Viejo.

“El bloqueo de la bocatoma Miraflores y de la carretera principal a la ciudad de Olmos es un acto inadecuado e ilegal”, dijo la autoridad regional tras indicar que los representantes del Proyecto Olmos Tinajones (Peot) están en constante diálogo con la población.

“Con las reuniones buscamos solucionar los problemas que ocasionan los agitadores. El presidente de una comunidad debe ser un dirigente y no un agitador”, expresó Horna Cruz, tras precisar que la autorización para la irrigación de 43 mil hectáreas debe darse este 12 de noviembre durante la reunión que mantendrán con la población.

Por otro lado, el presidente regional refirió que el Estado ha llamado a la población de Olmos y Mórrope para firmar el acta de colindancia para establecer los puntos exactos de delimitación limítrofe en la medida que sea posible.

Lea más noticias de la región Lambayeque