Aves marinas
El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre advirtió que estas aves pueden transmitir una serie de enfermedades. | Fuente: Cortesía

Autoridades de la provincia de Huarmey, en Ancash, encontraron 452 aves marinas muertas en la playa “Abrigadito”, ubicada en el distrito de Culebras. Estos hallazgos se realizaron durante operativos conjuntos ejecutados desde el mes de abril.

En dicha playa, en una de las intervenciones, se halló centenares de aves, de especies como cormorán de pata roja o chuita y guanay o patillo. Todas estaban desplumadas, evisceradas y cuarteadas; listas para ser comercializadas. Cuando la Policía se disponía intervenir, un grupo de buzos se lanzó al mar y huyó del lugar.

Mientras tanto, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) tomó conocimiento que la población de esta localidad consume estas aves preparadas como “picante de chuita”. Sin embargo, señalaron que esta carne no es apta para el consumo humano, pues muchas de estas aves fueron consideradas como transmisoras de la gripe aviar, psitacosis, salmonelosis, entre otras.

Ante este hecho, la Fiscalía Provincial Especializada en Materia Ambiental del Santa ha iniciado las investigaciones respectivas, debido a que se está atentando contra el hábitat de estas especies.