Celulares
Desde el INS precisaron que la limpieza debe realizarse con alcohol isopropilico. | Fuente: Andina

El Ministerio de Salud (Minsa), a través del Instituto Nacional de Salud (INS), invocó a la ciudadanía a desinfectar constantemente sus teléfonos celulares, debido a su constante uso durante el día y porque podrían ser superficies donde se albergue la COVID-19 hasta por 8 días.

A través de un comunicado, la especialista en Salud Ambiental del INS, María del Carmen Gastañaga, sostuvo que los teléfonos celulares, como toda superficie, puede acoger el virus entre 4 y 8 días. Además, sostuvo que estos aparatos son tocados hasta 2 mil veces diariamente y utilizados 70 veces en un solo día.

“Hay que recordar que el teléfono móvil lo tocamos constantemente con las manos que no están lavadas y también lo dejamos en una superficie donde las personas podrían toser o estornudar. Quizá pensamos que no pasa nada, cuando en realidad está expuesto a virus y bacterias transformándose así en un transmisor de microorganismos”, dijo.

Desinfección

La especialista recordó que, según estudios, estos teléfonos se encuentran hasta 10 veces más contaminados que un inodoro, por lo que es necesaria su constante desinfección y correcta limpieza.

En esa línea, sugirió que los ciudadanos que tengan sus teléfonos protegidos por fundas, las retiren del aparato y procedan a limpiar ambas piezas con un pañito empapado de alcohol isopropilico, el cual se evapora rápidamente y disminuye el riesgo de malograr los puertos USB y de audífonos de estos equipos.

"También se puede usar un pañito desinfectante que posee el agente químico amonio cuaternario (no cloro) o en su defecto, agua jabonosa con mucho cuidado. No obstante, el alcohol isopropilico es exclusivo para equipos tecnológicos y se expende en cualquier autoservicio", precisó.

Agregó que esta limpieza debe realizarse hasta tres veces al día y que los ciudadanos deben percatarse que las superficies donde dejan sus teléfonos también estén desinfectadas y, luego de usarlos, lavarse las manos con agua y jabón.