El viceministro de Salud Pública, Gustavo Rosell, señaló este miércoles que el Ministerio de Salud (Minsa) busca evitar el contagio con el nuevo coronavirus con el cierre de las playas de todo el litoral del Perú los días 31 de diciembre y 1 de enero próximo.

En entrevista con el programa Las cosas como son, Gustavo Rosell aclaró que la decisión del cierre de playas no es una medida discriminatoria, sino de una disposición para impedir un incremento de casos de la COVID-19.

"Lo que queremos con el Ministerio de Salud es evitar el contagio, no discriminar. Estas medidas las hemos tenido por el comportamiento que hubo en Navidad. No se trata de tomar restricciones, sino de evitar los riesgos. Y si las personas no aceptan las recomendaciones y obligaciones, nosotros, como Ministerio de Salud, tenemos que tomar las medidas necesarias, porque sino vamos a tener un incremento que no vamos a poder manejar en los servicios de salud", dijo.

"La playa tenía que ser más segura"

Gustavo Rosell indicó que el año 2020 la segunda ola de la COVID-19 se inició por las reuniones de fin de año en las playas y en fiestas. Es por eso, sostuvo, que se toma la decisión de organizar un poco la asistencia a las playas.

Playas
La gente toma el sol en una playa de la Costa Verde en espacios acordonados para evitar multitudes en medio de la pandemia de la COVID-19. | Fuente: AFP

Pero lamentó que algunas familias peruanas que acudieron a las playas durante Navidad no respetaron el ordenamiento que se había dado y dieron una lección lamentable de cómo desobedecer las normas poniendo en riesgo la salud y convirtiendo una zona de menor contagio en una de riesgo.

"Se dio la situación, todos hemos visto el problema que hemos tenido en las playas, y hemos tomado la decisión por dos días de evitar el tipo de contagios, sabiendo que, en estos días, más que familias, van personas normalmente a reuniones grupales a tomar licor, donde la playa tenía que ser más segura por ser aire libre, pero la gente no usa la mascarilla a diferencia de otros lugares donde las personas no se acercan a tomar", explicó.

Asimismo, Gustavo Rosell no descartó la posibilidad de un cierre prolongado de playas, ya que dependerá del comportamiento de las personas y la evolución la epidemia de la COVID-19.

"Si tenemos un incremento sustantivo y vemos que los contagios se están produciendo en las playas, obviamente habrá que tomar algunas medidas", manifestó.

Gustavo Rosell
Gustavo Rosell, viceministro de Salud Pública | Fuente: RPP

NUESTROS PODCAST


"Espacio Vital": Hace cuatro semanas se dio el primer anuncio de la variante Ómicron en Sudáfrica. Hoy, prácticamente se ha expandido en Europa y es predominante en Estados Unidos. ¿Qué se sabe hasta ahora de esta variante?

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.