Referencial

Familiares del árbitro de vóley, Ronald Díaz Arismendi, quien sufrió un derrame cerebral durante los  XVII Juegos Bolivarianos, denunciaron que el Comité Olímpico Peruano abandonó en Trujillo al réferi internacional.

Sus hermanos Milagros y Reynaldo Díaz señalaron que el director de competencia pasó de una clínica local a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Regional por los altos costos que demanda su atención.

Milagros Díaz señaló que tienen que gastar unos mil 500 soles por día para mantenerlo con vida. “Como ya terminaron los Juegos Bolivarianos, se han desentendido de mi hermano, pese a que desde el principio se comprometieron a asumir con todos los gastos”, denunció tras revelar una total indiferencia por parte de sus empleadores.

Lea más noticias de la región La Libertad