La participación de la familia más extensa en el cuidado y crianza de los niños y niñas tiene muchos beneficios para su desarrollo.
La participación de la familia más extensa en el cuidado y crianza de los niños y niñas tiene muchos beneficios para su desarrollo. | Fuente: Andina

La familia tiene gran incidencia en el crecimiento de los niños y niñas. Además de brindarles comida, hogar, entre otras necesidades básicas, la familia cumple un papel fundamental en el desarrollo social y emocional de los menores.

Es en este entorno donde los niños van desarrollando habilidades necesarias para afrontar la vida mientras crecen. Sin embargo, es importante resaltar que esto no se trata únicamente de papá o mamá. Los abuelos, hermanos, primos o tíos son también figuras claves.

“Los primeros cinco años de vida, con mayor énfasis en los primeros tres años y más aún en el primer año de vida, son los cimientos de la salud mental y de la forma en cómo el niño se va a vincular (cuando sea) más grande”, explicó la psicóloga Mariela Tavera de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Independencia, seguridad y mejor autoestima

La participación de la familia más extensa en el cuidado y crianza de los niños y niñas tiene muchos beneficios para su desarrollo. Gisella Raffo, profesora especialista en aprendizaje, sostuvo que la presencia de abuelos, tíos y primos genera un desarrollo más amplio en las habilidades sociales.

“Es importante porque los abre a la parte social, se dan cuenta de que hay otras personas que los quieren y lo cuidan. Les da seguridad, y saben que no solo hay dos personas (papá o mamá) que los ayudan a crecer, si no que hay otras que de alguna manera le brindan la seguridad del cuidado y protección”, refirió.

Asimismo, explicó que “cada persona tiene una forma diferente de cuidar o criar, entonces uno aprende diferentes formas de llevar las cosas. La forma de cada persona te transmite nuevos modelos, ejemplos, situaciones nuevas, te ayuda a ser más independiente, seguro y desarrollar mejor autoestima".

La psicóloga Mariela Tavera agregó que tener el apoyo de la familia es también un beneficio para la madre o el padre. Ellos pueden tener momentos de mucho estrés o agotamiento – por diversas razones – y en estos momentos específicos es necesario que otra persona de confianza se encargue de los niños y niñas.

Las relaciones familiares en diversas zonas del Perú 

En todo el Perú, las relaciones familiares son muy diversas. En algunas zonas la participación de la familia más amplia es muy común, mientras que en otros lugares la mayor parte del tiempo están presentes solamente los padres.

Patricia Ames, antropóloga de la PUCP, comentó que “vemos en algunas familias rurales, tanto en los Andes como la Amazonía, que a veces los hermanitos juegan un papel importante de cuidado. Los abuelos también pueden ser muy importantes. En algunas zonas la familia vive de manera extensa, entonces juegan un rol importante de cuidado. Hay familias donde los abuelos son los cuidadores principales por distintas razones”. 

La participación de la familia – que no vive en un mismo hogar – se ha visto limitada por la pandemia. Pese a la importancia de estos vínculos emocionales y de apoyo, las especialistas sostuvieron que por el momento de crisis sanitaria que vivimos es mejor cumplir los protocolos de seguridad y así mantener a toda la familia segura.