Los familiares de los plagiados en el Cusco por una columna terrorista temen por la vida de sus seres queridos. Ellos pidieron al Gobierno y Camisea que paguen los 10 millones de soles que exigen los secuestradores.

Margot Pastor de Medina, esposa de uno de los trabajadores que laboraba como motosierrista, teme que maten a su cónyuge. Ella lloró cuando observó que a los policías heridos y a la capitana que falleció.

Una vida vale más que ese dinero, y mucho más si son 40 personas inocentes que solo son trabajadores de la empresa y no han hecho nada malo”, manifestó Dina Jiménez Díaz, esposa del trabajador de Camisea Claudio Araníbar.

Cabe indicar que un grupo de familiares secuestrados realizaron una vigilia en las inmediaciones del centro de salud de Kiteni. Ellos solicitaron al gobierno y a Camisea que paguen los 10 millones de soles piden los delincuentes.

Por su parte, la alcaldesa de La Convención, Fedia Castro, exigió al Gobierno que no ceda ante el chantaje de los terroristas. “Ellos saben que son minoría y saben que van a perder”, aseguró.