Federico Arnillas: “Los niños deben tener el mejor nivel de alimentación porque ahí nos estamos jugando las oportunidades de su vida”

El sociólogo y presidente de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza, Federico Arnillas, analizó la situación de los programas sociales en este momento de crisis por la pandemia.

Los programas sociales deben ser canales de atención, ya sea por el lado monetario o de alimentos.
Los programas sociales deben ser canales de atención, ya sea por el lado monetario o de alimentos. | Fuente: Andina

La pandemia ha tenido consecuencias en toda la población peruana. Sin embargo, los efectos no han sido iguales para todos. Las poblaciones vulnerables, incluidos los niños y niñas del Perú, han sido las más afectadas.

En esta situación, los programas sociales son fundamentales para ayudar a sobrepasar las dificultades. El doctor Elmer Huerta entrevistó para RPP al sociólogo y presidente de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza, Federico Arnillas, quien contó cómo se está trabajando en el país para reducir los diversos impactos de la pandemia en poblaciones vulnerables. 

“La pandemia ha afectado desigualmente a muchos sectores de la sociedad. Entonces, no necesariamente tenemos una claridad de cómo son esos efectos en los diversos segmentos. Tenemos que trabajar eso con mucho cuidado”, indicó Arnillas.

Uno de los mayores problemas se encuentra en las zonas rurales, pues la pandemia ha afectado los procesos de siembra y cosecha y la seguridad alimentaria. Ante esto, están trabajando en el marco del programa Hambre Cero y existen acuerdos de trabajo entre varios ministerios – como el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, Ministerio de Agricultura, Ministerio de Ambiente y Ministerio de Vivienda-.


Además, Arnillas explicó que los programas sociales deben ser canales de atención, ya sea por el lado monetario o de alimentos. Y, en ese sentido, recalcó el caso de Qali Warma, que cumple un papel de logística de compras y entrega de alimentos a los escolares. 

Asimismo, sostuvo que es indispensable que se tome en cuenta la ayuda a ollas comunes pues por la crisis económica y alimentaria han resurgido. Indicó que las ollas comunes asisten a casi medio millón de personas en Lima y otro medio millón de personas en otras ciudades del Perú.

El tema de la nutrición es fundamental para asegurar una vida saludable en todas las personas, pero debemos hacer énfasis en los niños y niñas, agregó. “El segmento de niños y niñas pequeños debe tener el mejor nivel de alimentación posible porque ahí nos estamos jugando las oportunidades de esas personas a lo largo de su vida”.

Por último, es importante que durante todo este trabajo por parte de los programas sociales se recolecte información, ya que es gracias a esta, que se pueden preparar y brindar recomendaciones, propuestas y políticas públicas.