Humala: En Perú no aceptamos chantajes y menos de criminales

Fue durante la reunión con los 36 trabajadores de Camisea liberados, en el centro poblado de Kiteni, en el distrito de Echarate, provincia de La Convención (Cusco).

El presidente de la República, Ollanta Humala, sostuvo hoy que el Perú no acepta chantajes de nadie, y menos de criminales terroristas y secuestradores que retuvieron por casi una semana a 36 trabajadores las empresas concesionarias de Camisea.

Fue durante la reunión con los rehenes liberados, en el aeródromo del centro poblado de Kiteni, en el distrito de Echarate, provincia de La Convención (Cusco).

El mandatario sostuvo que al verse cercados por los efectivos de las Fuerzas Armadas y la Policía, los secuestradores narcoterroristas se desprendieron de los rehenes y abandonaron la pretensión de pedir el botín, para huir ‘a continuar su guerra solos’.

“En el Perú, no aceptamos chantajes de nadie, y menos de criminales terroristas y secuestradores. Esta operación se realizo gracias al esfuerzo que obligó, producto de la persecución a estos remanentes, a desprenderse de los rehenes y seguir su guerra solos”, anotó.

Humala manifestó que para las fuerzas del orden, la prioridad era rescatar sanos y salvos a los 36 empleados de Camisea, aún a costa de perder la propia.

“Para nosotros, lo más importante era la vida ustedes, preservar la vida se convirtió en la prioridad de las FFAA y la Policía Nacional, por eso han tenido que presionar y exponer sus vidas y eso ocasionó hermanos que se han sacrificado por esta operación, por ustedes, y están muertos. Con sus vidas les han devuelto ustedes sus vidas, eso tienen que valorarlo, y que esto valga la pena”, expresó.

Pidió a los trabajadores liberados a tomar el sacrificio de los tres efectivos caídos como una segunda oportunidad de vida para ser mejores trabajadores, mejores padres, mejores hijos, mejores esposos y mejores peruanos.

“Y que nunca se presten, como hay gente que se ha prestado a colaborar con estos criminales. Es una segunda oportunidad que les da la vida gracias al sacrificio de otros”, señaló tras recordar también a la copiloto Nancy Flores fallecida durante un ataque narcoterrorista mientras sobrevolaba en Kepashiato.

Advirtió asimismo que los remanentes terroristas, que mantuvieron secuestrados a los trabajadores, conocen bien la selva y han aprendido mucho estos últimos años.

El jefe de Estado precisó que la primera parte de la operación se cumplió, y ahora continúa la captura de los subversivos, por lo que pidió a los liberados a aportar en las investigaciones con sus declaraciones.

Agradeció también a la empresa por no ceder a los chantajes de los criminales, pese a la presión de los trabajadores.

“Nadie podía salirse de la política del Estado que es no ceder al chantaje y a la presión de criminales. Como en el pasado se les permitió, creen que podían repetir la falla, pero no se les permitió?”, apuntó.