Audios:
02:45

La representante del INS manifestó que optaron por analizar alimentos expuestos a una mayor manipulación, es decir, aquellos que sufren trozados, como el pollo y el queso. Del mismo modo, para la investigación utilizaron frutas y verduras que se consumen crudas e incluso con cáscaras. 


02:24

Katherine Alvis relató que los objetos de estudio fueron obtenidos a través de compras reales, para luego extraer muestras mediante la técnica del hisopado y someterlos a pruebas PCR. Como segunda etapa, en caso de encontrar presencia del virus SARS-CoV-2, verificarían su capacidad para replicarse. 

02:01

El estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos tomó muestras cuatro veces durante el periodo de un mes, entre noviembre y diciembre de 2020, explicó la investigadora. 


03:39

Del total de 2,055 muestras entre alimentos y superficies inertes, solo encontraron 1 muestra positiva para COVID-19, correspondiente a un botón de un cajero automático pero sin capacidad de replicarse.

Más audiogalerías

¿Qué se sabe sobre el viajero peruano que fue detectado en Japón con la variante ómicron?

Escuchar audio
00:00

¿Por qué todavía no existe una vacuna contra el VIH?

Escuchar audio
00:00

CAS: ¿Cuántos trabajadores bajo este régimen son parte del sector público?

Escuchar audio
00:00

Ómicron: ¿Qué medidas se han tomado en Chile y Brasil por la nueva variante de la COVID-19?

Escuchar audio
00:00