Se esperaba bajar el índice de la desnutrición crónica a 8% en menores a tres años; sin embargo, la cifra actual es de 12.2%.
Se esperaba bajar el índice de la desnutrición crónica a 8% en menores a tres años; sin embargo, la cifra actual es de 12.2%. | Fuente: Andina

La crisis económica que se vive en el Perú a causa de la pandemia por la Covid-19 está afectando a las familias y, por ende, también a nuestros niños. En una encuesta realizada en agosto, una de cada cinco personas no pudo comer ese día o el día anterior, según el Programa Mundial de Alimentos de la ONU en Perú.

Esto puede traer diversas situaciones para los menores de nuestro país que no son favorables para su desarrollo. Alejandro Vargas, especialista de la ONG Acción contra el Hambre, comenta que las familias, al reducir sus ingresos económicos, incrementan alimentos baratos que son altamente calóricos y de bajo contenido nutricional.

Ante esta situación hay tres problemas nutricionales que los niños pueden enfrentar. Una es la desnutrición, cuando los niños no están alimentados de la manera adecuada. Luego, obesidad o sobrepeso que es cuando se tiene mal nutrición por el exceso de consumo de alimentos calóricos altos en grasas. También está la anemia donde los niños tienen bajos índices de micronutrientes, entre ellos el hierro.

Según explica Vargas, al optar por alimentos más baratos se dejan de lado las proteínas animales – como carnes, pollo, pescado – y se compra alimentos altos en contenido calórico pero bajos en nutrientes  - como papa, arroz, fideos -. Esta forma de alimentación puede causar las enfermedades antes mencionadas en niños.

Para finales de este año, se esperaba bajar el índice de la desnutrición crónica a 8% en menores a tres años. Sin embargo, la cifra actual es de 12.2% y según el especialista la cifra no se proyecta a bajar con esta coyuntura.