Luego de los actos de violencia registrados esta mañana en Jicamarca, el asesor legal de la Municipalidad de Chosica, Luis Gonzales, invocó al diálogo a los pobladores de su comuna y a los de Huarochirí.

Si bien la información que se maneja es que el problema es limítrofe, el funcionario señaló que no los hay. "Los protestantes tienen otro tipo de interés", dijo a RPP Noticias.

Los actos violentos se habrían originado por el anuncio de la inauguración, hoy, de un puesto de seguridad del municipio de Chosica en Jicamarca, hecho que habría sido tomado como una "invasión" a su territorio por parte de pobladores de Huarochirí, específicamente de la zona de San Antonio de Chacclla.

Según voceros de la comuna de Chosica, los moradores de esta última zona agredieron con piedras y palos al personal municipal cuando se instalaban los toldos que serían usados para la inauguración del referido local.