Arribaron a la ciudad de Jaén (Cajamarca), los féretros de dos de los policías que murieron en un ataque a la comisaría del distrito de Villa Santa Rosa.

Se trata de los cuerpos del suboficial brigadier Armando Barrantes Hurtado y el SO2 José Víctor Vásquez Cuba.

Los cadáveres de dichos agentes recibieron un homenaje póstumo en el estadio Víctor Montoya Segura de Jaén.

En declaraciones a RPP, el coronel PNP Julio Cadenillas Díaz, jefe policial de la provincia de Jaén (Cajamarca), dijo que el ataque y asalto a la comisaría fue realizado por delincuentes de alta peligrosidad, ya que no les importó cegar la vida de un niño y una mujer embarazada.

Finalmente, descartó que se traten de elementos subversivos y señaló que continuarán con las investigaciones.

Lea más noticias de la región Cajamarca