Los dos jóvenes fallecieron en el local de McDonald's de Pueblo Libre. | Fuente: RPP

La cadena de comida rápida McDonald's anunció que sus restaurantes a nivel nacional permanecerán cerrados durante dos días, tras el fallecimiento de dos trabajadores en un local del distrito limeño de Pueblo Libre.

En un comunicado, la empresa indicó que entiende y comparte el inmenso dolor junto a las familias de Carlos Gabriel Edgardo Campos Zapata (19) y Alexandra Antonella Porras Inga (18), los jóvenes que murieron tras recibir descargas eléctricas cuando hacían labores de limpieza.

"Hemos declarado 2 días de duelo, por lo que todos nuestros restaurantes permanecerán cerrados en todo el país sin afectar las condiciones remunerativas de nuestros colaboradores", señala la nota.

Añadió que, desde que ocurrieron los hechos, las autoridades se encuentran trabajando activamente en la investigación del caso. A la vez, agregaron, nos encontramos brindando toda la colaboración para el pronto esclarecimiento de este suceso.

"Desde ayer, nuestro equipo está en contacto con las familias de nuestros colaboradores fallecidos para acompañar y ofrecer todo el apoyo necesario durante este difícil momento, así como para brindar soporte a todos nuestros demás colaboradores que están afectados por la pérdida de sus compañeros", refirió.

Presunta negligencia

Más temprano, Sunafil informó que el restaurante de comida rápida podría recibir una multa de hasta S/ 189,000 (45 UIT) en caso las autoridades hallen responsable de la muerte de los jóvenes a la administración del local de Pueblo Libre, donde ocurrió la tragedia.

Tras lamentar este hecho, la Sunafil dijo que apenas se conoció la noticia dispuso que inspectores especializados en seguridad y trabajo acudieran al lugar a recabar información e iniciar una investigación para esclarecer lo sucedido.

Elizabeth Carmona, abogada de la familia de Alexandra Porras Inga, aseguró tener videos y fotos que demostrarían que el cableado eléctrico del local estaba expuesto y que el deceso de la joven habría sido negligencia del establecimiento de Pueblo Libre.

En tanto,el jefe territorial del Cuerpo General de Bomberos para Lima y Callao, el comandante Mario Casaretto aseguró, en declaraciones al programa “Encendidos”, de RPP Noticias, que la primera unidad de Bomberos llegó al local a 10 minutos de haber sido alertada del accidente. Sin embargo, al llegar, no se les permitió el ingreso. 

“Hay dos cosas importantes que hay que resaltar acá: la indolencia de no acercarse a la familia, en desconocerse la responsabilidad y la otra es que, ayer, cuando se intentaba ingresar a la tienda al momento del accidente no permitieron el ingreso de los Bomberos. (…) Estamos a máximo ocho minutos con tráfico, y ahí se vio restringido el ingreso. Dijeron ‘no pasa nadie’ y no pasó nadie”, indicó y agregó que tampoco se concedió la entrada al área de defensa civil de la Municipalidad de San Miguel.

¿Qué opinas?