Fotografía referencial
Automedicación | Fuente: Flickr

Esta mañana, en diálogo con RPP Noticias, el médico del Hospital 2 de Mayo, César Rodríguez, habló sobre las personas que se automedican -de forma preventiva o como tratamiento- contra la COVID-19 y que sufren las secuelas de la ingesta de medicamentos no efectivos contra la enfermedad.

Al respecto, el emergenciólogo señaló que esta situación nació a partir de que los médicos empezaron a recetar tratamientos empíricos para combatir la COVID-19, ya que aún no se ha aprobado un tratamiento oficial en contra del virus.

El médico señaló que el uso de antibióticos innecesarios y otros medicamentos, como la ivermectina, se han generalizado en un gran sector de la población. Automedicarse con ciertos medicamentos, aseguró, puede generar resistencia ante las bacterias y, como consecuencia, hacer que el cuadro de la enfermedad pase de ser leve a moderado o hasta grave.

Pero, ¿cuáles son las causas de la automedicación con ivermectina? El médico explica que los pacientes que la toman llegan al hospital con problemas a nivel gastrointestinal y del sistema nervioso. “Genera problemas gastrointestinales: diarreas, dolores abdominales, náuseas vómitos. Generalmente toman más de lo que es o prolongan el uso”, explica.

“Los pacientes usan hasta cuatro fármacos para el tratamiento de la COVID-19, es ilógico”, añade y asegura que existe un dilema en el ámbito médico en cuanto a un consenso del tratamiento para la enfermedad que debe ser resuelto.

NUESTROS PODCAST

¿Cuáles son las diferencias entre efectividad y eficacia de las vacunas contra la covid-19? - Espacio Vital

La vacuna de Pfizer protege de la infección y de sentir síntomas de la covid-19. Asimismo, Pfizer y Moderna aseguran que la vacuna da mucho más inmunidad que haber tenido naturalmente la enfermedad.