Niños y niñas no pueden esperar: ¿Qué esfuerzos se deben retomar para la lucha contra la anemia?

Si comparamos septiembre 2019 con septiembre 2020, durante el Estado de Emergencia, casi 13 mil niños y niñas en el Perú no recibieron la suplementación de hierro necesaria para prevenir la anemia debido a la pandemia.

La situación de los niños es aún más grave en contextos de pobreza ya que la crisis sanitaria trajo consigo una crisis económica.
La situación de los niños es aún más grave en contextos de pobreza ya que la crisis sanitaria trajo consigo una crisis económica. | Fuente: Andina

Son casi nueve meses desde que comenzó el Estado de Emergencia en el Perú por la Covid-19. En este periodo, el Estado se concentró casi en su totalidad en actuar contra el virus y esto generó que muchos servicios de salud y programas sociales se paralicen.

Así, la población, en especial los sectores vulnerables, se vieron afectados en diversos aspectos. Los niños y niñas del Perú fueron parte de ellos ya que los programas de lucha contra la anemia fueron unos de los que se suspendieron.

En septiembre de 2019 – cuando no había pandemia – el 60,1% de niños recibió la visita domiciliaria de parte del Ministerio de Salud para controlar y prevenir la anemia. Sin embargo, en septiembre 2020 – durante el periodo de aislamiento social obligatorio– solo 9% de niños la recibieron, según el Repositorio Único Nacional de Información en Salud (REUNIS).

Las visitas domiciliarias con la participación de agentes comunitarios y promotores de la salud eran una estrategia clave para reducir la anemia en 2019. Esta reducción en el presente año podría tener graves consecuencias en la salud de los menores si no se reanuda.

La situación es aún más grave en contextos de pobreza ya que la crisis sanitaria trajo consigo una crisis económica. Es así que la capacidad para adquirir alimentos de origen animal, ricos en hierro para prevenir la anemia, fue limitado.

Esta situación también puede incidir en la desnutrición crónica infantil por la inseguridad alimentaria. La ONG Plan International indica que “esta situación disminuye la calidad de la alimentación en las familias, y en niñas y niños puede implicar acrecentar la desnutrición crónica”.

¿Qué se debe hacer ahora?

Es urgente retomar los trabajos contra la anemia y la desnutrición crónica infantil ahora que los servicios del Estado están reanudándose. El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS) es el que lidera la implementación del Plan Multisectorial de la Lucha contra la Anemia.

El MIDIS tiene a cargo los programas como Cuna Más, que brindan servicio de cuidado diurno, servicio de acompañamiento a familias e intervención temporal para la primera infancia. Este programa se suspendió parcialmente el 16 de marzo, pero ahora que ya se está reanudando, es urgente que se retome en su totalidad con las medidas de seguridad sanitaria.

Otra solución para retomar los servicios es usar las nuevas tecnologías. Con el uso de monitoreo, teleconsulta y telemedicina se puede acercar los servicios de salud a los ciudadanos, es costo efectivo y no se necesita la presencia física. 

“Ya descubrimos que tenemos un mundo digital que tiene que ser más efectivo. A este mundo digital tienen que entrar los establecimientos de salud para que puedan tener un rol más directo con las familias”, explicó a RPP Alejandro Vargas, representante de la ONG Acción contra el Hambre.