Pedro Barreto, cardenal del Perú y arzobispo de Huancayo.
Pedro Barreto, cardenal del Perú y arzobispo de Huancayo. | Fuente: Andina

El cardenal Pedro Barreto reiteró el pedido de la Conferencia Episcopal del Perú de buscar una salida democrática a la actual crisis política que enfrenta a los poderes del Estado y señaló que "la confrontación profundiza" la deslegitimación de instituciones como el Ejecutivo y el Congreso. 

En declaraciones al programa Las cosas como son de RPP Noticias, el también arzobispo de Huancayo afirmó que es "necesario y urgente"  encontrar vías pacíficas para salir de la crisis a través de la sociedad civil organizada, pues reconoció que la iglesia católica peruana no cuenta con una propuesta de "solución inmediata". 

En ese sentido, dijo que la sociedad civil es la que debe asumir el liderazgo para lograr que "la gobernabilidad impere en nuestro país". 

"Creo que ha llegado el momento para que reconozcamos que la ciudadanía no merece ver los espectáculos de enfrentamiento en y entre los poderes políticos, especialmente el Ejecutivo y el Legislativo [...] la ciudadanía ya no se siente representada", dijo. 

Barreto afirmó que "ya hay voces muy autorizadas" de la sociedad civil "que están uniendo su esfuerzo para poder responder a esta grave crisis generalizada y desgastante para la democracia y la salud de la población", aunque no precisó cuáles son esas organizaciones.  

"La responsabilidad directa está en ver qué mecanismos (la sociedad civil) va a apoyar (para) esta recuperación de la dignidad del pueblo peruano, porque sus autoridades elegidas legitimamente no están respondiendo a las expectativas mínimas que la población desea", 

El cardenal peruano lamentó que no se haya activado el Acuerdo Nacional, un foro "que tiene una propuesta de consenso para el Perú", Indicó que el presidente Pedro Castillo firmó los consensos, pero "no lo toma en cuenta"; incluso, señaló que se han escuchado comentarios de personas allegadas al Gobierno "deslegitimando el acuerdo".  

El pronunciamiento de la Conferencia Episcopal

La Conferencia Episcopal Peruana (CEP) advirtió este jueves que la crisis social y política que vive el país, a causa de la lucha entre el Ejecutivo y el Congreso, está dañando gravemente la democracia, al tiempo que genera mayor división y conflicto, hecho que puede "llevar a niveles incontrolables de violencia".

"El consenso social pide dar paso a una transición política que busque urgentemente una salida a la profunda crisis actual, priorizando la necesaria reforma política pendiente para recuperar la credibilidad y confianza", señaló en un pronunciamiento.

El organismo de la Iglesia católica sostuvo que esta crisis generalizada afecta aspectos fundamentales en la vida de los peruanos: su educación, alimentación y empleo. Además, consideró que la ciudadanía no merece ver los "espectáculos de enfrentamiento" entre los poderes públicos, ya que la confrontación profundiza su deslegitimación.

La Conferencia Episcopal instó tanto al Gobierno como al Parlamento a facilitar las investigaciones en curso que lleva a cabo el Ministerio Público sobre la presunta corrupción en las altas esferas políticas. "Es vergonzoso y decepcionante que el Perú sea uno de los cuatro países que registran el mayor índice de percepción de corrupción en América Latina, según el informe del Latinobarómetro en 2021", remarcó.

Además, invocó a todos los sectores de la sociedad civil a buscar por medio de los cauces democráticos el restablecimiento de la gobernabilidad y la paz. "Es urgente buscar y constituir canales efectivos de articulación y diálogo entre el Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial y la sociedad civil, especialmente de los jóvenes para garantizar la gobernabilidad y el bien común", refirió.