En alianza con:

¿Por qué el lavado de manos es una medida esencial para evitar el contagio de la COVID-19?

La OMS hace énfasis en respetar las medidas dadas por cada Gobierno, así como, mantener una adecuada higiene personal y de casa. El lavado de manos con agua y jabón es una de las principales formas de evitar la propagación del virus.

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca, aunque también se pueden presentar congestión nasal, dolor de garganta o diarrea. | Fuente: Shutterstock

El nuevo coronavirus COVID-19 sigue afectando a diversos países alrededor del mundo, por lo que muchos gobiernos han optado por tomar medidas drásticas. En nuestro país, se cumple una cuarentena estricta, además de aplicarse el teletrabajo y las clases a distancia.

Recordemos que esta enfermedad afecta a hombres y mujeres de cualquier edad, pero son más vulnerables los adultos mayores y las personas con enfermedades previas como diabetes, asma o cardiopatías. Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca, aunque algunos pacientes también pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Para detener la propagación, tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) del Perú, recomiendan tener en cuenta las siguientes medidas de prevención:

1) Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

2) Mantener una distancia mínima de 1 metro con cualquier persona que tose o estornuda.

3) Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

4) Cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado (y lavarlo tan pronto sea posible) o con un pañuelo de papel desechable al toser o estornudar.

5) Limpiar y desinfectar correctamente la casa: pisos, superficies, así como las zonas y objetos de uso común.

¿Por qué lavarse las manos es un arma tan poderosa de prevención?

El coronavirus COVID-19 puede contagiarse de dos formas principales: al inhalar las gotitas expulsadas por una persona infectada que exhala, tose o estornuda, así como, al tocar superficies contaminadas con estas gotas.

Ya que las manos tocan muchas superficies a diario, pueden recoger el virus y, una vez contaminadas, introducirlo al cuerpo cuando nos tocamos los ojos, la nariz o la boca.

Además de esto, podemos contagiar a otras personas, pues el virus puede transmitirse cuando manipulamos comida (sea para prepararla o para comerla), y también puede transferirse a otros objetos como las manijas de las puertas, las mesas o los juguetes y, luego, llegar a otras manos.

Por esta razón, la OMS resalta que el lavado frecuente con agua y jabón es una de las mejores formas de evitar el contagio. Es esencial emplear jabón, ya que el agua sola no es suficiente. Esta acción ayuda a eliminar los gérmenes y virus que se alojan en las manos y debe realizarse entre 20 y 30 segundos.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), esta acción también ayuda a prevenir enfermedades diarreicas, infecciones respiratorias e incluso, puede ayudar a prevenir infecciones en la piel y los ojos.

Recuerda que, si no tienes agua y jabón a la mano, puedes emplear alcohol en gel como medida temporal, pues funciona como un complemento del lavado de manos. Es importante revisar que este posea en su contenido un mínimo de 60% de alcohol.

Tú también únete a la campaña “Lávate las manos: defiéndete de las enfermedades” de Instant Clean y RPP y evitemos juntos la propagación del coronavirus COVID-19 en el Perú.

Para evitar la propagación es esencial lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, por al menos 30 segundos. | Fuente: Shutterstock
¿Qué opinas?