RPP/Referencial

Gran consternación ha generado en los padres de familia de la Institución Educativa Inicial Nº 117 de Acopata, en el centro poblado de Progreso, distrito de Asillo, en la provincia de Azángaro (Puno), el hallazgo de carne con triquina procedente de uno de los proveedores del programa de alimentación Qali Warma.

El hallazgo lo hizo este jueves la madre de familia Mariluz Yucra Huancanchoque, quien junto a otros padres comunicó del hecho a las autoridades, y ahora dicho insumo está en manos del teniente gobernador Ciro Mamani Chicahuani.

Los indignados padres piden la pronta intervención de las autoridades del sector Salud y de la Ugel Azángaro, debido al alto riesgo que representa el consumo de esta carne infestada que podría causan la muerte a los niños.

Lea más noticias de las región Puno