El consumo humano de agua representa el 52% del total.

Perú es uno de los países más ricos del mundo en cuanto agua; sin embargo, está distribuida de manera heterogénea. Entre 7 y 8 millones de peruanos no tienen acceso a agua potable, según Oxfam.

Según los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona puede consumir 100 litros de agua por día para satisfacer todas sus necesidades. Por el contrario, existen distritos donde el consumo promedio aumenta excesivamente; en San Isidro se consume un aproximado de 254 litros por persona al día de agua potable, estimó Sedapal.

Por el contrario, los distritos que menos consumen son San Bartolo, 85 litros por persona al día, y Ventanilla, 98 litros por persona al día. Sedapal explicó que esto se da porque el suministro de agua tiene un horario discontinuo a diferencia de los que cuentan con agua potable 24 horas.

“A nivel país, el 82%, aproximadamente, tienen agua potable. Pero si lo separas entre urbano y rural, el 62% de la población rural no tiene acceso a esta”, explicó Camilo Huneeus, Especialista de Agua y Energía del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Ahorro y cuidado del agua

Quienes si tienen acceso deben ser responsables con el consumo y el uso del agua potable. El especialista indicó que el consumo humano representa el 52% de consumo total de agua. Las personas deben no solamente ahorrar en el consumo, si no también cuidar la calidad.

En primer lugar, se puede ahorrar el agua de manera directa disminuyendo el tiempo en la ducha. Si se reduce el tiempo de 15 a 5 minutos, se ahora casi 150 litros de agua al día.

Por otro lado, cuando se espera que se caliente la ducha, se puede poner un balde para reusar esa agua; por ejemplo, regando plantas. Regando el jardín con balde, en vez de manguera, se ahorra más de 120 litros de agua.

Para cuidar la calidad del agua, Huneeus explicó que se debe usar menos detergente. No se debe tirar el aceite al lavadero, pues es muy contaminante. Asimismo, no se debe tirar papel al inodoro, sino al basurero.

Por otro lado, dijo que para ahorrar agua de manera indirecta se debe reducir el consumo de carne. “Si yo compro un kilo de carne para cocinar, se han invertido 15mil litros de agua en el proceso de producción de este”, mencionó.

Ciudades con Futuro es una campaña de RPP con el objetivo de informar y concientizar a las personas del espacio donde viven. Esta llega con el compromiso de Coca Cola y Arca Continental Lindley. 

 

 

¿Qué opinas?