Buscar
RPP Noticias
Estás escuchando En vivo
 
00:00 / 00:00
Lima
89.7 FM /730 AM
Arequipa
102.3 FM / 1170 AM
Chiclayo
96.7 FM / 870 AM
Huancayo
97.3 FM / 1140 AM
Trujillo
90.9 FM / 790 AM
Piura
103.3 FM / 920 AM
Cusco
93.3 FM
Cajamarca
100.7 FM / 1130 AM
La informacion mas relevante de la actuaidad al momento
Actualizado hace 0 minutos
El poder en tus manos
EP95 | INFORME | ¿Qué opinan los peruanos sobre la posible eliminación de los movimientos regionales?
EP 95 • 02:44
Informes RPP
Tacna: La macha, un molusco que la depredación impide su asentamiento y reproducción
EP 1162 • 04:55
Las cosas como son
Nuevas trabas para el Metro de Lima
EP 550 • 02:19

Ucayali: el caso Saweto tendrá juicio, luego de 6 años de matanza de indígenas

En el momento de los crímenes, los indígenas de Saweto llevaban alrededor de una década solicitando sin éxito la titularidad de sus tierras al Estado peruano.
En el momento de los crímenes, los indígenas de Saweto llevaban alrededor de una década solicitando sin éxito la titularidad de sus tierras al Estado peruano. | Fuente: Andina/Referencial

En 2014, cuatro personas fueron torturadas, violadas y ejecutadas presuntamente por un grupo de madereros ilegales a los que habían denunciado por practicar la tala ilegal dentro del territorio de la comunidad de Saweto.

Todas las noticias en tu celular
¡Únete aquí a nuestro canal de WhatsApp!

El mayor crimen de la historia reciente de Perú contra defensores ambientales irá a juicio, más de seis años después de que en la Amazonía ocurriera el cuádruple asesinato de indígenas a manos de presuntos madereros ilegales, y cuando faltaban pocas semanas para que el país acogiera la Cumbre Mundial del Clima.

Así lo dictaminó este lunes la Justicia peruana tras una larga y complicada investigación que finalmente culminó en el banquillo de los acusados con cinco personas como presuntos autores del crimen perpetrado contra los líderes de la lejana comunidad nativa Alto Tamaya-Saweto, en la frontera de Perú con Brasil.

Los hechos ocurrieron el 1 de septiembre de 2014, cuando las cuatro víctimas fueron torturadas, violadas y ejecutadas presuntamente por un grupo de madereros ilegales a los que habían denunciado por practicar la tala ilegal dentro del territorio de su comunidad, que abarca un área de unas 85.000 hectáreas de selva.

Entre las víctimas estaba el activista medioambiental y jefe de esta comunidad de etnia ashéninka, Edwin Chota, junto a sus compañeros Jorge Ríos, Leoncio Quintisima y Francisco Pinedo.

En el banquillo de los acusados estarán Eurico Mapes y los hermanos Segundo y Josimar Atachi como presuntos autores materiales de los asesinatos y los empresarios forestales Hugo Soria y José Carlos Estrada como supuestos autores intelectuales o mediatos (con dominio del hecho).

Para ellos, la Fiscalía solicitó una pena de 35 años de cárcel por asesinato, acusación revisada por el Tercer Juzgado Penal de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia de Ucayali, que fue el encargado de tutelar proceso de investigación y acusación.

Ahora el expediente pasará a manos de un tribunal de primera instancia que será el encargado de celebrar el juicio.

Presunta venganza por denuncias 

En el momento de los asesinatos, los cuatro nativos se dirigían a la comunidad de Apiwtxa, ubicada al otro lado de la frontera, en el estado de Acre (Brasil), y también de etnia ashéninka, con fuertes vínculos familiares con Saweto.

En Apiwtxa, los líderes de Saweto iban a reclamar ayuda a sus parientes y acordar estrategias comunes contra la tala ilegal, entre ellas la denuncia ante la Justicia brasileña de los madereros, pues la mayoría de los invasores de la comunidad eran brasileños, supuestamente a sueldo de Hugo Soria y José Carlos Estrada.

Un año antes de los asesinatos, Chota había denunciado amenazas de muerte de Soria después de que las constantes alertas de Saweto a las autoridades peruanas motivasen la inmovilización de un cargamento de este empresario de casi mil troncos por valor de 125.000 soles (unos 37.700 dólares).

Un caso emblemático

Los asesinatos de Saweto son el emblema de las violaciones y amenazas que padecen los pueblos indígenas de Perú frente a la tala ilegal, y cobraron mayor relevancia al ocurrir justo tres meses antes de que Lima acogiese en 2014 la cumbre mundial del clima (COP20).

En el momento de los crímenes, los indígenas de Saweto llevaban alrededor de una década solicitando sin éxito la titularidad de sus tierras al Estado peruano para así tener un documento que los amparase frente a cualquier persona que quisiese aprovecharse de sus recursos para actividades ilícitas.

Al igual que Saweto, muchas comunidades nativas se ven atrapadas en la misma trampa burocrática donde el reconocimiento legal de sus tierras se ve frustrado por concesiones forestales que se superponen con sus territorios o por corrupción en funcionarios que ralentizan el proceso y los recursos para ello.

Saweto, que recibió sus títulos de tierras al año después de los asesinatos, es una de las poblaciones más excluidas y remotas del territorio peruano.

Pucallpa, capital de la región oriental de Ucayali, es la ciudad más cercana, a unos cuatro días de navegación en bote por río cuando es época seca y el caudal del agua es bajo.

(EFE)

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde:


Tags

Lo último en Actualidad

Lo más leído

Suscribirte al boletín de tus noticias preferidas

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Buzon
Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad

Contenido promocionado

Taboola
SIGUIENTE NOTA