Médico Ayacucho
En una conferencia de prensa Amílcar Huancahuari dijo que el dióxido de cloro es una 'solución' para combatir los síntomas de la COVID-19, y que se ha probado en diferentes países. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Cortesía

El medico Amílcar Huancahuari, jefe del Comando COVID-19 de Ayacucho, fue retirado del cargo luego de que, en conferencia de prensa, informara que el dióxido de cloro es un medicamento recomendado para tratar a los pacientes contagiados con la COVID-19, según informó el gobernador regional de Ayacucho, Carlos Rúa.

Rúa señaló que no se puede dar recetas a título personal que pongan en riesgo la vida de la población, y pasen por encima de las directivas de la Comisión Multisectorial Regional de Ayacucho y el Ministerio de Salud.

“Yo estoy dejando sin efecto el cargo del doctor Amílcar Huancahuari como parte del comando regional, estoy encargando a Diresa. No puede poner en riesgo la vida de los pobladores. Le comunico a la población ayacuchana que bajo estas circunstancias, no es posible que por encima del Minsa se estén dando recetas médicas”, puntualizó el gobernador.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS), comunicó que no está demostrado que la preparación del dióxido de cloro, derivado del clorito de sodio que se utiliza como blanqueante en la industria papelera y textil, combata el nuevo coronavirus, ya que se trata de un oxidante enérgico y poco selectivo.

Según la OMS, el dióxido de cloro sirve para atacar al virus en una superficie inerte como el suelo o una pileta, pero no en el organismo que presentaría reacciones contrarias frente a las moléculas que constituyen el organismo de la persona.

Amilcar Huancahuari Tueros, jefe del Comando Regional COVID-19 de la región Ayacucho, presentó junto a las autoridades del distrito de Jesús Nazareno el dióxido de cloro como tratamiento alternativo para contrarrestar los síntomas generados por el nuevo coronavirus.

Huancahuari dijo que, el dióxido de cloro es una 'solución' para combatir los síntomas de la COVID-19, y que se ha probado en diferentes países como Colombia y Ecuador, teniendo como resultado la recuperación positiva de personas afectadas por el nuevo coronavirus.

“Esos frasquitos de solución de dióxido de cloro deben de distribuirse a todos los pacientes que presenten sintomatología del COVID 19, a los que tengan dolor de garganta, fiebre, dolor de cabeza y hasta dificultad respiratoria. Ese producto ya se ha ido probando con personas con la COVID-19 y estas han mejorado notablemente”, puntualizó.