Los ocho ingenieros fueron liberados luego de estar retenidos por más de 37 horas por los comuneros. | Fuente: Cortesía

Los ocho ingenieros retenidos por un grupo de comuneros de Chopcca, que comprenden pobladores de Paucará y Yauli, en la región Huancavelica, fueron liberados hace un instante.

Uno de los acuerdos a los que se llegó fue que la empresa GILAT debe rectificarse respecto a lo que los comuneros consideran que fueron comentarios racistas y así se rechace toda forma de discriminación.

Siguiendo con el acuerdo, la empresa se comprometió a explicar técnicamente, en una asamblea nacional, sobre qué son y en qué consisten las antenas 5G. Además, exigen que GILAT indemnice por daño a la integridad a los comuneros.

"Yo felicito que acá en Chopcca haya hijos profesionales y que lo hayan dicho (que las antenas 5G trasmiten la COVID-19), que es una falsa, que finalmente es un comentario, un rumor (...), hubiese sido un problema venir hasta acá y alclarar un tema que lo han hecho con otros intereses, de generar psicosocaiels en la población", sostuvo el representante del Ministerio de Transportes y Comunicaciones durante la reunión previa a la liberación de los ingenieros. 

Uno de los acuerdos para liberar a los ingenieros, es que la empresa GILAT explique en asamblea nacional qué son las antenas 5G.
Uno de los acuerdos para liberar a los ingenieros, es que la empresa GILAT explique en asamblea nacional qué son las antenas 5G. | Fuente: Cortesía

A su turno, el representante de la empresa GILAT dijo que la compañía tendría que gastar demasiado dinero para reinstalar las antenas, por lo que no podrá indemnizar en efectivo.

"Por desconocimiento podemos tomar muchas acciones, por eso necesitamos que nos expliquen oportunamente, aprendan a respetar a los comuneros", dijo un poblador.

Como se recuerda, los ingenieros fueron retenidos desde el jueves luego que llegaran a la cumbre del cerro, en la zona de Huachua, distrito de Paucará, provincia de Acobamba, para trabajar en la reparación de las antenas repetidoras de telefonía y, en horas de la tarde, fueron trasladados al local comunal de Chuñunapampa, Yauli.