Trujillo mercado COVID
Los compradores no pueden tener contacto físico con los clientes ni tocar los productos en los mercados de Víctor Larco (Trujillo). | Fuente: RPP / Trujillo | Fotógrafo: Cortesía

Con plásticos, que sirven de barreras protectoras, se cubren todos los puestos de venta en los cinco mercados del distrito de Víctor Larco, provincia de Trujillo, para evitar contagios de la COVID-19, según lo exige una ordenanza de la municipalidad.

De no acatar esta medida preventiva, la sanción ser ordenará el cierre por 30 días del centro de abasto, advirtió la subgerenta de Fiscalización y Control de Víctor Larco, Elsita Valiente, quien recomendó a los comerciantes a cumplir esta disposición y pedir que sus clientes la respeten.

El objetivo es que los usuarios no levanten el plástico ni crucen esta barrera para tener contacto con los productos y tocarlos. "Instalar estas barreras de plástico es otra forma de mitigar la posible propagación del coronavirus. Lo que hará es separar al vendedor del comprador", indicó Valiente.

Los comerciantes también están obligados a tener en sus puestos alcohol en gel para desinfectar sus manos antes y después de vender un producto. A esto se le suma la instalación de lavamanos en el ingreso de los mercados para los ciudadanos y el respeto de la distancia entre personas.

"Si encontramos un plástico protector no nos va vamos a meter debajo del plástico para hacer nuestras compras o acercarnos mucho a los vendedores", resaltó.