“¡No tenemos gente!”: El dramático testimonio del jefe del Cuerpo Médico del Hospital Regional de Lambayeque ante la falta de personal [VIDEO]

En diálogo con RPP Noticias, el doctor Rodolfo Cruz expuso las necesidades que hay en su hospital y rechazó que se nieguen a atender a las personas enfermas. “No tenemos gente”, señaló indignado.

Lambayeque
Médico del Hospital Regional de Lambayeque denuncia falta de personal para atender a pacientes
00:00
Minsa
Minsa | Fuente: Andina

El doctor Rodolfo Cruz, jefe del Cuerpo Médico del Hospital Regional de Lambayeque, del Ministerio de Salud (Minsa) aseguró que en este nosocomio hay 60 camas libres con puntos de oxígeno que no pueden ser utilizadas debido a la falta de personal preparado para atender a los pacientes.

En diálogo con RPP Noticias, el médico expuso la dramática situación en la que se encuentra el hospital en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus, rechazando indignado las declaraciones de personas que aseguran que no se quiere dar la atención a los enfermos.

“¡Cómo pueden decir que no queremos atender a las personas! Por favor, por el amor de Dios, ¿por qué mentir? No tenemos gente, no tenemos gente, no tenemos gente”, remarcó visiblemente alterado.

“Por favor, tenemos 60 camas libres en el tercer piso (del Hospital Regional), todas con punto de oxígeno (que) no las podemos usar. No tenemos gente”, aseveró.

El doctor hizo una invocación al ministro de Salud, Víctor Zamora, y a la prensa para que acudan al centro médico y comprueben in situ la dramática situación en la que se encuentran.

Contó que la situación es tan grave que hay momentos en los que apenas dos médicos deben atender a decenas de pacientes. “Lo más cómodo es decir ‘no quieren atender’. Por favor, qué infamia”, se quejó.

Su vida en peligro

Cruz refirió que él continúa atendiendo, pese a ser una persona con sobrepeso y antecedentes de problemas respiratorios, lo que lo ubican dentro del grupo vulnerable ante la COVID-19.

“Quien le habla, tengo 55 años, antecedente de un tumor en el pulmón y peso 119 kilos, y sigo atendiendo, No me importa, que Dios me cuide. No me importa, que Dios me perdone, lo que pase con mi vida”, señaló el especialista.