Más de 2 500 galones de lejía adulterada iba a ser comercializada | Fuente: RPP NOTICIAS | Fotógrafo: Cortesía

Efectivos de la Policía Nacional intervinieron una fábrica clandestina de lejía en el distrito chiclayano de La Victoria (región Lambayeque). Allí se producía y distribuía este artículo de limpieza que no contaba con los permisos correspondientes.

La intervención se realizó en la urbanización Santa Elena. En el inmueble se detuvo a Jorge Mendoza Núñez, Cesar Bravo Perales y Leandro Niño Ramírez, quienes serán investigados por el delito de elaboración y comercio clandestino de productos.

Los intervenidos dijeron ser propietarios del local y revelaron que no contaban con los permisos sanitarios para la producción y distribución de la lejía, la cual es muy demandada por la población en estas fechas, para realizar labores de limpieza y prevenir la COVID-19.

Dentro de la vivienda se encontró 2 600 galoneras y botellas llenas de hipoclorito de sodio, cuya disolución en agua es la lejía. Además, en el techo de la vivienda, se observó que utilizaban un tanque de agua mezclado con lejía, al cual le habían adaptado un caño para llenar los envases.

Los agentes también encontraron etiquetas que iban a ser colocados en los productos ya envasados para luego comercializarlos en diferentes mercados y tiendas de Chiclayo.

Los intervenidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

También encontraron un tanque de agua mezclado con lejía con un caño para llenar los envases
También encontraron un tanque de agua mezclado con lejía con un caño para llenar los envases | Fuente: RPP NOTICIAS | Fotógrafo: Cortesía