médico
El doctor Max Mejía se infectó con la COVID-19 y estuvo 28 días en aislamiento domiciliario. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Cortesía: EsSalud

El director de la Villa de EsSalud en Ferreñafe (región Lambayeque), doctor Max Mejía Salazar, es el encargado de atender a decenas de pacientes con el nuevo coronavirus, y lo hace con especial esmero, pues él también fue uno de ellos.

El doctor Mejía se infectó con la COVID-19 y estuvo 28 días en aislamiento domiciliario, recibiendo los cuidados de sus colegas. Cuenta que fueron momentos de temor y angustia.

Él se contagió del virus debido a la gran carga viral en los ambientes, pues en el mes de abril recibían decenas de pacientes en Ferreñafe. Su esposa también se infectó, afortunadamente, sus dos hijos no contrajeron la enfermedad.

El médico logró vencer por completo a la enfermedad y volvió a la primera línea de batalla. Esta experiencia le ha valido para dar charlas a sus pacientes, motivándolos y alentándolos a no darse por vencidos y a no tener miedo de ir a los hospitales: "Muchas personas tienen temor ir al hospital, pero sabemos que con los cuidados se pueden recuperar", comentó.

El doctor Max Mejía aconsejó a la población tomar las medidas de prevención como el uso de la mascarilla, mantener la distancia social y el constante lavado de manos.

El 9 de julio se inauguró la Villa de EsSalud en Ferreñafe, donde, actualmente, se atiende a 56 pacientes con la COVID-19, y gracias a los cuidados de los médicos la mayoría está mostrando una evolución favorable.

De acuerdo con el Colegio Médico de Lambayeque, como el doctor Max Mejía un total de 185 médicos en la región se infectaron con la COVID-19, la mayoría ya se recuperó de la enfermedad, pero lamentablemente, tres fallecieron, en lo que va de la pandemia.