Rocogen muestras de agua
En los próximos meses se podrá criar peces para el consumo humano. | Fuente: RPP Noticias / Juan Cabrejos | Fotógrafo: Cortesía Jesús Santisteban Riojas

Técnicos de la Gerencia Regional de Desarrollo Productivo comenzaron a recoger muestras de agua del río Chancay en diversos puntos así como a identificar potenciales lugares apropiados para el desarrollo piscigranjas o de acuicultura.

Con los trabajos de evaluación de recursos hídricos de la Cuenca del río Chancay se busca elaborar un inventario de recursos hídricos con condiciones apropiadas para realizar actividades de acuicultura explicó el gerente regional de Desarrollo Productivo, Juan Pablo Santamaría Baldera.

Indicó que los parámetros de medición en campo que serán tomados en cuenta para determinar si un lugar es apto o no para la instalación de proyectos de acuicultura son el nivel de acides o pH, la temperatura ambiental y del agua, el oxígeno disuelto, anhídrido carbónico así como los físicoquímicos como sólidos disueltos totales, metales como plomo y microbiológicos entre ellos coliformes totales.

Santamaría indicó que una primera diligencia se realizó en el centro poblado Huaca Blanca, jurisdicción del distrito de Chongoyape, donde se tomaron muestras de agua en puntos de muestreo determinados por el Sistema de Posicionamiento Satelital.

Por su parte la directora de Acuicultura y Pesca Artesanal de la Gerencia Regional de Desarrollo Productivo, María Moreno Mantilla, dijo que el programa de evaluación de recursos hídricos se encuentra dentro de los objetivos estratégicos del Plan Regional de Acuicultura Lambayeque al 2021.

“Este documento fue formulado en el marco del Plan Nacional de Desarrollo Acuícola, considerado como lineamiento de política para el desarrollo acuícola del Perú y por eso la Gerencia de Desarrollo Productivo busca promover el desarrollo de la actividad acuícola como herramienta esencial de la seguridad alimentaria regional y como fuente de ingreso de la población" refirió.

La funcionaria regional indicó que estos estudios a futuro permitirán la instalación de piscigranjas, beneficiando a los pobladores lugareños cercanos a los recursos hídricos evaluados, pues podrán consumir pescado fresco como truchas,  entre otras especies de agua dulce.