Se desangraron en el Hospital Las Mercedes | Fuente: RPP/Rosario Coronado

Trabajadores administrativos y asistenciales de Salud en Lambayeque se desangraron, tras el paro de 24 horas que acatan, exigiendo mayor presupuesto para su sector, el incremento de remuneraciones, entre otros puntos.

Luego de realizar un plantón en el Hospital Las Mercedes de Chiclayo, dos de los manifestantes optaron por desangrarse, en medio de las arengas de su compañeros de las bases Belén de Lambayeque y Regional.

“Si no encontramos solución, desde el 23 de noviembre iniciaremos una huelga. En esta región somos 2 mil 500 servidores que estaremos inmersos en la medida”, expresó el dirigente, Nelson Rodríguez Satta.

Tras la protesta, los más afectados fueron decenas de personas que llegaban a Consultorios Externos de los diferentes nosocomios, con el fin de recibir atención.

“Desde las 4 de la mañana estamos esperando que nos atiendan, pero ahora nos dicen que regresemos mañana porque hay paro, no es justo”, expresó, María Chapoñán, quien buscaba atención en el Hospital Las Mercedes.