DEVIDA: El camino hacia la disminución del narcotráfico y del consumo indebido de sustancias es arduo

Organismo celebró el Día Internacional de la Lucha Contra el uso Indebido y Tráfico de Drogas y destacó el uso de cultivos alternativos.
DEVIDA celebró Día Internacional de Lucha contra las Drogas. | Fuente: Foto: Andina

La presidenta ejecutiva del Consejo Directivo de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), Carmen Masías, destacó que la lucha contra el narcotráfico debe involucrar a instituciones de la sociedad civil, el Estado, sector público y la prensa.

"Sabemos que es un arduo camino y es sostenido hacia la calidad de vida y hacia la disminución del narcotráfico y del consumo indebido de sustancias", dijo en el marco del Día Internacional de la lucha contra el tráfico ilícito de drogas.

Masías destacó el desarrollo de más de 70 mil familias ex cocaleras a través del uso de cultivos alternativos. Asimismo, resaltó el apoyo de los Estados Unidos y la Unión Europea a este proceso de desarrollo alternativo.

Masías también destacó el ingreso al Valle del Mozón durante su administración luego de que la Dirección Antidrogas (Dirandro) capturara al terrorista Artemio. "Me puse los pantalones porque sabía que tenía el respaldo de Estados Unidos, de la Unión Europea", dijo.

Aumento de la producción, tráfico y consumo de cocaína en todo el mundo

El mercado de la cocaína está en plena expansión, con un aumento de la producción, el tráfico y el consumo, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En ese reporte, la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito (UNODC) recuerda que tras trece años de tendencia a la baja, los cultivos de coca comenzaron a aumentar de nuevo en 2013.

Desde entonces y hasta 2016, último año al que la ONU hace referencia, el número de hectáreas cultivadas en todo el mundo creció un 76%, hasta las 213,000, la superficie de 298 campos de fútbol.

Según la ONU, esa expansión se debe a varios factores, como la sensación de que ha disminuido el riesgo de los cultivos ilícitos, debido a la disminución de los programas de erradicación de cultivos mediante fumigación aérea con herbicidas.

Pero el informe también señala como uno de los motivos que muchos campesinos se han decidido a plantar coca con la esperanza de poder acceder a programas de sustitución de cultivos.

Aumentan cultivos de coca en el VRAEM y el Alto Huallaga

En el 2016, Perú cumplió con su meta de erradicación de cultivos cocaleros: 30 mil hectáreas. Sin embargo, el informe Monitoreo de Cultivos de Coca 2016 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) dio cuenta que ese mismo año el área de cultivo de coca a nivel nacional aumentó en 9%: Perú pasó de 40 mil 300 hectáreas el 2015 a 43 mil 900 el 2016.

El mayor incremento en términos porcentuales ocurrió en dos zonas claves: el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) y el Alto Huallaga aumentaron en mil 971 y 922 hectáreas respectivamente. En el VRAEM, la región más militarizada del país, los cultivos crecieron 11% el 2016. El Alto Huallaga tuvo un aumento de 45%, mientras que en el Monzón el incremento fue de 41%.

Una investigación de RPPData constató que en el valle del Monzón la erradicación forzosa y la caída en los precios de cultivos alternativos como café y cacao propiciaron la migración de al menos un tercio de la población. Muchos salieron en busca de otros lugares en donde continuar con el cultivo de coca.

¿Qué opinas?