médico y papá
Julio Barrena disfruta los momentos con sus hijas | Fuente: RPP NOTICIAS / Vanesa Jiménez. | Fotógrafo: Cortesía

En Piura, muchos médicos pasarán el Día del Padre trabajando. Uno de ellos es Julio Barrena Dioses, especialista en medicina general, quien permanecerá en la primera línea frente a la COVID19 en el establecimiento de salud de Pachitea en Piura.

Él contó a RPP Noticias que hoy, domingo, Día del Padre, tiene turno durante la mañana y en la noche, así que solo podrá pasar un momento en la tarde con sus hijas.

Barrena Dioses recordó cómo han sido las celebraciones anteriores al lado de sus familiares. Manifestó que esta vez no podrá pasarla con su padre pues está en Lima.

"Antes me reunía con ellas (hijas) y nos íbamos a la casa de mis papás y ahí la pasábamos todos juntos, pero ahora no se podrá. Mis padres están en Lima por la pandemia no pudieron regresar. Así que haremos una videollamada", señaló.

El médico Julio Barrena Dioses tiene tres hijas, de 20,10 y 8 años, a quienes ve crecer día a día; sin embargo, nos contó  que mientras este proceso se daba con su primera hija, hubo un pensamiento que lo marcó en su rol de padre.

"Yo recuerdo que, durante una reunión de la escuela, un psicólogo dijo que los padres no podían ser amigos de sus hijos porque un amigo es cómplice y esa no es la función del padre".

Y a pesar de que fueron palabras de un profesional, con los años descubrió que sí era posible, que tanto padres como hijos fueran amigos. Eso, basado en su propia experiencia con su progenitor.

"He descubierto que uno se vuelve amigo de sus hijos cuando ya tienes hijos. Ahora mi papá es mi gran amigo", indicó.

También dedica tiempo a sus menores hijas
También dedica tiempo a sus menores hijas | Fuente: RPP NOTICIAS / Vanesa Jiménez. | Fotógrafo: Cortesía
También hay tiempo para aprender otras actividades
También hay tiempo para aprender otras actividades | Fuente: RPP NOTICIAS / Vanesa Jiménez. | Fotógrafo: Cortesía

Papá médico durante la pandemia

Julio Barrena cuenta cómo el contexto de la pandemia por la COVID-19 ha cambiado el pensamiento de muchos, incluso ha sentido un tanto de discriminación por parte de personas cercanas.

Cuenta que debido a que la madre de sus hijas también es personal de salud en el área de obstetricia, hubo ocasiones en que tuvieron que pedir apoyo para que cuiden de sus pequeñas; pero muchas personas se negaron por temor a que ellas estén infectadas.

"Aseguran que quizá como tiene papá médico y mamá en el sector salud pueden tener el virus. No necesariamente han ayudado a facilitar las cosas, he sentido un poco la marginación. Todos los médicos que tenemos hijos hemos tenido estas dificultades”, detalló.

El médico piurano indicó que lo más difícil hasta el momento ha sido enterarse del fallecimiento de sus colegas y que algunos de sus amigos aún permanecen hospitalizados.

Julio tiene 54 años y es parte de la población en riesgo pues padece de diabetes; sin embargo, él junto a sus otros compañeros, también médicos, no han querido dejar de laborar. Son conscientes de que lo que más se necesitan son recursos humanos. Asegura que como región saldrán adelante, tal y como se hizo con otras enfermedades como dengue, zika, chikungunya, Guillain-Barré entre otras.

"Las cosas no van a ser igual. La medicina siempre va a ser muy importante y necesitamos ser el apoyo y sustento de la población y mucho más de nuestras familias que son las que nos necesitan y a quienes nos debemos".

Julio Barrena Dioses es un médico general de Piura, con maestría en medicina familiar, atención primaria de Salud y en psicología educativa. Actualmente es jefe del centro de salud de Pachitea y catedrático en dos universidades de la región.

En Piura, un total de 154 médicos están infectados con la COVID-19, hay 123 recuperados, hay 4 hospitalizados, 4 en UCI (3 de ellos en Lima), 27 están en aislamiento y 4 han fallecido.

Sigue en trabajo coordinado con los profesionales de salud
Sigue en trabajo coordinado con los profesionales de salud | Fuente: RPP NOTICIAS / Vanesa Jiménez. | Fotógrafo: Cortesía