Rafael Correa expresidente de Ecuador. | Fuente: AFP | Fotógrafo: KENZO TRIBOUILLARD

Esta mañana, el dos veces ex presidente Alan García llegó hasta las instalaciones del hospital Casimiro Ulloa con una herida de bala en la cabeza. Cuando la policía se encontraba al interior de su vivienda para cumplir con la orden de detención preliminar dictada por el Poder Judicial, el ex mandatario se encerró en una de las habitaciones de su vivienda y se disparó en la sien. 

Luego de que la ministra de salud, Zulema Tomás, calificara su estado como crítico y tras superar tres paros cardiorrespiratorios durante la intervención quirúrgica que se le practicó, García falleció.

En este contexto, numerosos políticos han lamentado su fallecimiento, entre ellos, el dos veces presidente de Ecuador Rafael Correa, quien utilizó su cuenta personal de Twitter para asegurar que el fallecido político fue perseguido injustamente.

“Su suicidio es en realidad un asesinato. ¡Ya basta de tanto abuso! Que su sacrificio sirva para entender que la lucha política tiene límites. Que no se puede jugar con honra y libertad de las personas”, escribió.

Minutos antes de que dirigentes apristas anunciaran el fallecimiento del ex presidente, Correa tuiteó que García era uno de los hombres más brillantes que había conocido. “Ojalá no sea la víctima inocente de un nuevo abuso del Derecho”, sentenció.

VÍNCULOS CON ODEBRECHT

Cabe mencionar que, al igual que el fallecido ex presidente, Correa es investigado por presuntos vínculos con la empresa brasilera Odebrecht. En setiembre del 2018, la Fiscalía de Ecuador abrió una investigación previa por el presunto delito de delincuencia organizada en contra del ex presidente ecuatoriano y siete exfuncionarios de su gobierno. 

Entre los investigados también se encontraba el exvicepresidente Jorge Glas, quien cumple desde el año pasado una condena de seis años de prisión, por el delito de asociación ilícita dentro de la trama de sobornos de la constructora brasilera.

 

¿Qué opinas?