Marilú Martens, ministra de Educación.
Marilú Martens, ministra de Educación. | Fuente: Andina

La ministra de Educación, Marilú Martens, dijo este miércoles que el diálogo con el sindicato de maestros Conare no prosperará porque hay infiltración del brazo político de Sendero Luminoso, Movadef.

La controversia. "Tenemos sindicatos-partidos que no tienen reconocimiento en las regiones. Quieren que se les atienda un pliego nacional. Hay sindicatos, como el Conare, con los que no podemos conversar porque sí hay infiltraciones del Movadef", comentó la ministra al diario Perú 21.

El último 15 de junio, el Suter Cusco convocó a una manifestación que se replicó en otras regiones del país por otros sindicatos como el Conare. Lo que exigen los maestros es un piso salarial de 4,050 soles, pago de deuda social, derogatoria de la Ley de Carrera Pública Magisterial y el pago de deuda social.

Argumentos. "Los docentes siempre piden más, quisiéramos atenderlos, pero hay que ser responsables. Les demostramos técnicamente lo que implicaría subir a 4,050 soles. La planilla de profesores llega a 7 mil millones de soles, imagínese lo que sería multiplicar eso. Malinforman a los profesores, algunos creen que siguen ganando 1200 soles", explicó la ministra.

El último lunes, Martens dijo en RPP Noticias que no se llegó a un acuerdo con los profesores porque sus pedidos exceden lo estimado para el presupuesto al año 2021. El Gobierno del Cusco se ha negado a descontar los sueldos de los profesores que acatan la huelga, por lo que ya ha pedido la intervención de la Contraloría. Esta es una de las primeras pruebas de fuego del nuevo contralor, Nelson Shack.

El núclero de las protestas de los profesores están en Cusco.
El núclero de las protestas de los profesores están en Cusco. | Fuente: Andina
Sepa más: