Diego García Sayán
Diego García Sayán | Fuente: Andina

El miembro del Consejo Consultivo de la Junta Nacional de Justicia, Diego García Sayán, mantuvo un vínculo laboral con la empresa Odebrecht desde el año 2003 al 2005, según reveló Panorama.

El programa dominical publicó un contrato de locación de servicios del exministro de Justicia para la firma brasileña por un total de US$ 6,250 para ser pagados de agosto a diciembre del 2003.

"Las partes acuerdan el pago de una tasa de suceso una vez que haya culminado el proceso penal materia del presente contrato de manera definitiva (...) ya sea en las instancias del Juzgado Especializado en lo Penal, en la Corte Superior o en la Corte Suprema de la República, por la suma de US$ 20,000", indica el contrato.

En julio del año 2004 Odebrecht renovó el contrato a Diego García Sayán como parte de un proceso de nulidad de laudo arbitral por 11 mil dólares y un bono de éxito. Todos los honorarios se cancelaron en febrero del 2005.

Contrato "transparente"

Diego García Sayán aseguró haber celebrado un contrato "transparente" con Odebrecht para la asesoría legal externa en el 2003 cuando había pasado más de un año de estar a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Se pagaron puntualmente todos los impuestos. Se trataba de un caso complejo derivado de una obra que llevó a cabo Odebrecht en Ayacucho a fines de la década del 90 del cual se habían derivado varios procesos, algunos de incidencia penal", explicó a Panorama. 

En relación al pasaje hacia Cusco que le pagó Odebrecht en octubre del 2006, Diego García Sayán sostuvo que recibió una invitación de la empresa brasileña para una propuesta de desarrollo social ante el desarrollo de la Carretera Interoceánica.

"Ni siquiera recibí un pago por eso. Solamente presenté los lineamientos de un proyecto social en el 2006. Nunca más tuvimos comunicación al respecto y ahí acabó cualquier relación que pudiera contener contenido contractual o apariencia contractual", afirmó.

Asimismo, Diego García Sayán señaló que no le preguntaron sobre este contrato en la Junta Nacional de Justicia y tampoco hubiera tenido problemas en responder sobre ello.

"Cada uno de los miembros tendría que presentar una larga relación de todos y cada uno de sus clientes como abogados, cosa que jamás se hace para los miembros de una Comisión Consultiva que no tiene ninguna capacidad ejecutivo ni decisoria", finalizó.