Congreso otorgó el voto de confianza al Gabinete.
Congreso otorgó el voto de confianza al Gabinete. | Fuente: Foto: PCM

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

El Congreso aprobó por amplia mayoría la confianza solicitada por el gabinete presidido por Violeta Bermúdez. Antes de votar, las bancadas decidieron acortar sus listas de oradores de manera que la jornada parlamentaria fue breve y transcurrió sin sobresaltos. Al final 111 congresistas votaron a favor y 7 en contra. El discurso de la primera ministra fue conciso y se orientó a explicar cómo “el gobierno de transición y emergencia” aplicará los cinco lineamintos fijados por el presidente Sagasti: Neutralidad electoral y transferencia ordenada, gestión de la pandemia, reactivación económica, educación para todos y lucha contra la corrupción. El discurso evitó entrar en detalles y en temas conflictivos, aunque todos sabían que mientras la primera ministra hablaba se mantenían protestas sociales en Ica, Piura y La Libertad, donde se produjo la lamentable muerte de un joven manifestante. El presidente Sagasti garantizó investigaciones rigurosas sobre ese fallecimiento. Condenó también el bloqueo de carreteras.

Violeta Bermúdez afirmó que “la inversión privada será un motor fundamental para la reactivación económica”. Afirmó también que el gobierno tiene “la compleja tarea de reconstruir la relación entre la Policía Nacional y la ciudadanía… imposible sin hacer honor a la verdad y la justicia”.

Sus compromisos de lucha contra la pandemia fueron formulados en un día marcado por el descenso continuo de infecciones y muertes, pero también por el temor de una eventual segunda ola y la consciencia de las malas cifras que se vienen registrando en otros países. Es el caso en Estados Unidos, donde se ha batido el récord de muertos (cerca de 3,000 en un solo día) y el de hospitalizados,100,000. Confirmó que se negocia con diversos laboratorios con la esperanza de poder aplicar vacunas en el curso del primer trimestre del próximo año. Por promisoria que pueda ser la aceptación experimental de la vacuna de Pfizer en el Reino Unido, Bermúdez insistió en la necesidad de mantener las reglas de precaución sanitaria, es decir “no bajar la guardia”.

Ayer se eligió a la jueza Elvia Barrios nueva presidenta del Poder Judicial. Es la primera vez que una mujer se halla en la cúspide de nuestro sistema judicial, lo que coincide con mujeres a la cabeza del Ministerio Público y del Tribunal Constitucional. Elvia Barrios adelantó que su prioridad será la transparencia y la integridad de los tribunales, así como cerrar la brecha de género en la institución judicial. Se refirió también a los jóvenes y recordó para ellos una canción de Mercedes Sosa: “¿Qué ha de ser de la vida si el que canta no levanta su voz por el que sufre?”.

Lejos de la actualidad que estamos viviendo, ayer se conmemoró el bicentenario de un episodio crucial de nuestra Emancipación: el pase al campo patriota de un batallón entero del ejército español, llamado Numancia, en referencia a la resistencia suicida de un pueblo íbero contra el invasor romano en el siglo II antes de Cristo. Hace 200 años, cientos de oficiales y soldados se negaron a obedecer las órdenes de sus jefes españoles y pasaron a luchar por la Independencia. Una decisión de ese tipo solo se entiende si ubicamos nuestro proceso en el contexto de lo que había sucedido ya en Argentina, Chile, Colombia y Venezuela. Pero también en España, donde la pugna entre conservadores y liberales repercutió en territorio americano y condujo en enero de 1821 al golpe militar contra el virrey Pezuela en lo que hoy es Los Olivos. Pese a todo, nada se hubiera conseguido sin las victorias militares de Arenales en la sierra central, en particular en Tarma, Huancayo y Pasco. Nuestra Independencia se proclamó en Lima, pero se consiguió con sangre derramada en regiones que no suelen ser destacadas como merecen.

Las cosas como son