Congreso
La Mesa Directiva del Parlamento dispuso la aplicación de pruebas rápidas a 194 personas.
00:00
Congreso
Solo dos trabajadores, de los 13 que dieron positivo a la COVID-19, trabajaron durante las últimas dos semanas. | Fuente: Andina

El segundo vicepresidente del Congreso, Guillermo Aliaga, confirmó la tarde de este viernes que trece trabajadores del Parlamento dieron positivo al nuevo coronavirus, luego de que se realizara un nuevo despistaje con pruebas rápidas.

En declaraciones a RPP Noticias, Aliaga sostuvo que las pruebas fueron realizadas a 194 trabajadores que pudieran tener algún tipo de riesgo, malestar o síntomas y no solo a los que prestaron servicios durante las dos últimas semanas. De los positivos, indicó que tres personas son trabajadores de la Policía Nacional asignados a la seguridad de legisladores.

“El Congreso, a través de la Mesa Directiva solicitó que se aplicase esta prueba a todo aquel personal que considerase que pudiera tener algún tipo de riesgo, malestar o síntomas. Han pasado (cerca de) 200 personas y de ese número de 13, que te comento, hay tres personas que son oficiales que están asignados a la seguridad de congresistas, es decir, es personal propio de la Policía Nacional que trabajan de manera interdiaria bajo el régimen de 24 x 24”, dijo.

Solo dos trabajadores estuvieron activos

Aliaga también sostuvo que de los otros 10 trabajadores, solo dos prestaron servicios durante las dos semanas, lo cual representa el 1% de los empleados que habría tenido un contacto mínimo con otros colaboradores. Agregó que ya están conversando con los jefes de las diversas áreas para saber con qué trabajadores tuvieron contacto estas dos personas.

Sin embargo, descartó que estos trabajadores hubieran tenido contacto con los congresistas, debido a que no se está sesionando de manera presencial durante las últimas dos semanas. Dijo también que solo se está trabajando con un personal de 30 personas por turno para las labores de seguridad.

“Estamos haciendo las conversaciones con los distintos jefes de las áreas, pero se podría descartar inicialmente un tipo de contacto con congresistas, toda vez que el Congreso no está sesionando de manera presencial durante las dos últimas semanas (…) Sin embargo, de estas dos personas se están haciendo las coordinaciones con los jefes inmediatos para saber qué tipo de interacción han tenido con otros colaboradores”, sostuvo.