Elecciones 2022: ¿Por qué es polémica la modificación de la Ley Electoral aprobada por bancadas del Congreso?

Congresistas aprobaron modificar la Ley Electoral para que los partidos políticos que no cumplieron con el plazo para inscribir a sus afiliados —potenciales candidatos para las Elecciones Regionales y Municipales 2022— tengan una segunda oportunidad. Especialistas advierten que esta no es la única consecuencia de esta decisión.

Congreso
El Congreso aprobó interpretación de la Ley Orgánica de Elecciones que modifica el calendario electoral. | Fuente: Congreso

Con votos en bloque de Fuerza Popular, Renovación Popular, Avanza País y Alianza Para el Progreso, así como con el apoyo de 16 parlamentarios de Perú Libre, el Congreso aprobó realizar modificaciones a la Ley Orgánica de Elecciones para que los partidos que no cumplieron con inscribir a sus afiliados de forma adecuada, dentro de los límites establecidos, tengan una segunda oportunidad para hacerlo.

Esto luego de que los partidos Renovación Popular y Alianza Para el Progreso, intentaran inscribir a sus afiliados en más de un solo intento, ignorando la Resolución N° 0907-2021-JNE, publicada en El Peruano el 26 de noviembre de 2021, que indica que este acto debe realizarse "en conjunto en un solo momento".

El plazo para inscribir afiliados (muchos de ellos candidatos en las Elecciones Regionales y Municipales 2022) venció, según el calendario electoral del Jurado Nacional de Elecciones, el 5 de enero de 2022. Cinco días después, el 10 de enero, el JNE emitió una Resolución mediante la cual se devuelven los planillones de afiliados que no fueron entregados de manera adicional al primero. Los personeros de los mencionados partidos habían entregado hasta en tres armadas los planillones, por lo que de acuerdo con la norma solo fue tomado en cuenta el que presentaron primero.

Jorge Luis Salas Arenas
Jorge Luis Salas Arenas, presidente del Jurado Nacional de Elecciones, acudió a la Junta de Portavoces para explicar el alcance de la Resolución que define la entrega "en un solo acto" de planillones de afiliados. | Fuente: WALTER MEDINA | Fotógrafo: JURADO NACIONAL DE ELECCIONES

Entonces desde el Congreso las aguas comenzaron a agitarse. La Junta de Portavoces citó al presidente del JNE, Jorge Luis Salas Arenas, para que explique los alcances constitucionales de la Resolución 907-2021-JNE. La presencia de Salas Arenas fue solicitada principalmente por Eduardo Salhuana, de Alianza para el Progreso, Waldemar Cerrón, de Perú Libre, José Arriola, de Acción Popular, Hernando Guerra-García, de Fuerza Popular, José Williams, de Avanza País, Enrique Jerí, de Somos Perú y Carlos Anderson, de Podemos Perú. Aun así, el JNE confirmó la devolución de padrones de afiliados partidarios presentados de manera posterior a la primera armada. 

Para ese momento, desde las bancadas del Congreso ya habían lanzado la propuesta de "interpretar" la Ley Orgánica de Elecciones. La propuesta (Proyecto de Ley 1271) fue presentada por el congresista de Renovación Popular Alejandro Muñante, exonerada de dictamen de la Comisión de Constitución —presidida por Fuerza Popular—, debatida en el pleno y aprobada en poco más de un mes. La autógrafa aprobada "interpreta el numeral 4 de la disposición transitoria de la Ley 31357 y reafirma la posición preferente del derecho de participación política". ¿Qué significa esto? 

Un ataque a calidad del régimen democrático

De acuerdo con el abogado especializado en derecho electoral Jorge Jáuregui, esta modificación implica una grave infracción a los principios fundamentales del derecho electoral. "Esta norma genera competencia inequitativa, porque hay dos partidos políticos que no han cumplido con las reglas, y que por lo tanto van a ser tratados de forma desigual, porque van a obtener un plazo para poder presentar padrones y tener la oportunidad de incluir a otras personas como candidatos en las Elecciones Regionales y Municipales 2022", comenta.

Esta iniciativa aprobada por el Congreso, continúa Jáuregui, tiene un efecto negativo sobre la calidad del régimen democrático peruano, que tiene como dos de sus pilares la competitividad real y efectiva, es decir que no haya candidaturas que tengan preferencia o tengan asegurado el triunfo previamente; y que las reglas electorales no cambien. “Se están cambiando las reglas electorales, se está afectando la competitividad, porque se está favoreciendo a por lo menos dos partidos políticos que no han cumplido con las reglas. La calidad democrática de las Elecciones 2022 se deteriora por la acción de las bancadas, de quienes pueden aprobar estas leyes”.

La politóloga Katherine Zegarra, por su parte, considera que esta autógrafa de Ley aprobada constituye un intento más de los partidos políticos por resistir e ir en contra de la reforma electoral. "Sin duda alguna esta es una contrarreforma, y con ello lo que vamos a encontrar es que, nuevamente, partidos políticos que no tienen representación continúen participando en las elecciones. Sin duda esto es un paso hacia atrás en la reforma política".

El fomento de la informalidad

Además de los problemas de organización que genera cambiar las reglas del juego en medio de un avanzado calendario electoral de las Elecciones Regionales y Municipales 2022, el peligro mayor —coinciden los expertos— es que la autógrafa aprobada fomenta la informalidad, pues permitiría que los 174 movimientos regionales habilitados para participar no pierdan la inscripción si deciden no presentarse a los comicios o si no alcanzan un porcentaje de participación en regiones mínima. Con esto, las organizaciones políticas débiles o los partidos vientres de alquiler seguirían siendo parte de la abrumadora oferta electoral, lo cual no garantiza que se elijan autoridades de manera correctamente informada.

“La reforma electoral de 2019 y 2022 puso disposiciones para cancelar [la inscripción] a partidos y movimientos, de tal manera que solo los más fuertes se quedaran", comenta el especialista en temas electorales Cristhian Jaramillo. "Con esta [modificación hecha por el Congreso], los movimientos regionales van a seguir siendo el mismo número y la oferta a nivel regional no va a cambiar".

Jaramillo recordó que, tras las Elecciones 2021, la reforma electoral sirvió para que actualmente, de los 24 partidos políticos que teníamos, ahora solo tengamos 11. "Entonces eso quiere decir que [la reforma electoral] ha funcionado. Ha disminuido el número de partidos y solo han quedado los más fuertes. [Pero] si a los movimientos regionales se les está saliendo con esa disposición, nuestro sistema político no va a mejorar, seguirá siendo una elección con 19, 20 listas... una oferta electoral increíble, y ningún ciudadano va a poder informarse para votar a conciencia. Eso me parece un daño a toda la reforma electoral”, sostiene.

Una decisión en contra de la paridad de género

Como si no fuera suficiente que los partidos políticos con bancadas en el Congreso legislen para que se les amplíe el plazo para presentar padrones de afiliados, la politóloga Paula Távara advierte que esta modificación también afecta directamente la lucha por lograr la paridad de género en la política, pues con su aprobación, queda sin efecto para las Elecciones Regionales y Municipales 2022 la obligación de los movimientos regionales de presentar candidaturas por lo menos en 15 regiones. ¿Y esto cómo afecta la paridad?

“La ley de la Reforma Política incluía también que de esas 15 regiones [en las que los partidos deben presentar candidatos para no perder su inscripción] la mitad [de postulaciones] debían estar lideradas por mujeres, es decir tener una candidata a la cabeza para el gobierno regional [y municipal]. Eso es lo que llamamos 'paridad horizontal', que la lista no presente solamente a un hombre y una mujer [alternancia], sino que varias de listas tengan liderazgo femenino. Entonces, si eliminas la obligación de que los partidos postulen en 15 regiones, los partidos podrían presentarse solo en una (con un hombre la cabeza) o en tres (con dos hombres y una sola mujer, por ejemplo). Así, por lo tanto, eliminas la cantidad de mujeres que podrían postular también", explica Távara.

Desde el punto de vista formal, explica Jorge Jáuregui, se esperaría que el presidente Pedro Castillo formule una observación a la norma. Por su parte, Cristhian Jaramillo comenta que esta norma, al cambiar de manera dramática plazos que ya están establecidos en el calendario electoral, es prácticamente imposible de implementar sin beneficiar a los partidos políticos que la aprobaron, por lo que sí aplicaría un principio de inconstitucionalidad. Ahora la pelota está en la cancha política. Por lo pronto, el premier Aníbal Torres declaró a TV Perú que la observación será evaluada. Queda esperar.