El próximo 28 de julio se renueva la composición del Congreso de la República.
El próximo 28 de julio se renueva la composición del Congreso de la República. | Fuente: Andina

El conteo oficial de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) llegó al cien por ciento y han quedado definidos los 130 nuevos integrantes del Congreso de la República para el periodo 2021-2026, quienes representan a los partidos Perú Libre (37), Fuerza Popular (24), Acción Popular (17), Alianza para el Progreso (15), Renovación Popular (13), Avanza País (7), Juntos por el Perú (5), Podemos Perú (5), Somos Perú (5) y Partido Morado (3).

La alta fragmentación del Congreso no es el único problema. De todos los representantes de estas organizaciones políticas, más del 90% no registra experiencia legislativa previa. Esta cifra, producto de la reforma electoral que prohíbe la reelección parlamentaria, también se genera por la desconfianza ciudadana en los políticos que ya han ocupado este tipo de cargos de elección popular, considera la presidenta de Transparencia, Adriana Urrutia.

“La ausencia de experiencia legislativa genera una curva de aprendizaje que termina siendo costosa, en particular, en un contexto de crisis como el que está viviendo el país. Entonces, nos va a obligar a tener algunos meses — adicionales a su periodo de inducción — donde los nuevos integrantes del Congreso van a tener que aprender cuál es su labor y la labor legislativa”, señala Urrutia. 

La politóloga Paula Távara también cree que los nuevos congresistas y sus equipos de asesores necesitarán un tiempo para adaptarse a las funciones del Congreso. “Ellos tienen la posibilidad de construir confianza en la ciudadanía a través de su situación de nuevos actores, pero también el riesgo de ceder a las prácticas poco democráticas que hemos visto con anterioridad, por lo que habrá que prestar atención a sus primeros meses de gestión”, añade.

Con un poco más de optimismo, el experto en temas electorales Luis Nunes prefiere pensar que la renovación de actores políticos en el Congreso “es una buena noticia”. “Los congresistas con falta de experiencia, normalmente, recurren a buenos asesores para que su tarea no se vea opacada precisamente por ese factor”, comenta.

Nueve de cada diez nuevos parlamentarios no tienen experiencia legislativa previa.
Nueve de cada diez nuevos parlamentarios no tienen experiencia legislativa previa. | Fuente: Andina

Inscripciones partidarias tardías

En el próximo Congreso, siete de cada diez legisladores tampoco cuentan con experiencia previa en otros cargos de gestión pública. Y otro detalle no menos importante es que el 50% recién se inscribió al partido que representa en setiembre del año pasado.

La afiliación tardía a un partido en el marco de una campaña electoral es una muestra de la crisis del sistema político, asevera la analista Paula Távara. “Nos refleja no solo que, posiblemente, los 130 nuevos congresistas solo se inscribieron para poder postular en esta elección parlamentaria, sino que probablemente no tengan mayor compromiso con el ideario o la orgánica de los partidos a los que representan y por lo tanto no necesariamente participen activamente u orgánicamente de sus bancadas”.

 

Para el politólogo Luis Nunes en el Perú no existen los grandes partidos con un alto número de afiliados, como los que hay en Colombia, México y Brasil. “Aquí mucha gente simpatiza, pero no se inscribe, y si se inscribe no es garantía de nada”, advierte.

“Creo que la afiliación reciente denota la ausencia de una vida partidaria sostenida y el fortalecimiento de una actividad orgánica dentro de los propios partidos políticos. En ese sentido, es necesario que en los próximos cinco años apostemos por reforzar la vida desde los propios partidos para que los representantes surjan de dinámicas de representación”, dice la presidenta de Transparencia Adriana Urrutia.

En el nuevo Congreso, los partidos con mayor número de parlamentarios serán los liderados por Pedro Castillo (37) y Keiko Fujimori (24).
En el nuevo Congreso, los partidos con mayor número de parlamentarios serán los liderados por Pedro Castillo (37) y Keiko Fujimori (24). | Fuente: Andina

Falta de fidelidad partidaria

A todos los datos mencionados se le suma que la tercera parte de los 130 nuevos parlamentarios no se encuentra afiliada a la agrupación política con la que llega al Congreso. La falta de fidelidad partidaria será un problema en el próximo quinquenio, señala el analista político Luis Nunes.

“Sin duda alguna vamos a ver en los próximos meses, después de la juramentación, gente que se va a salir de la bancada, tanto la gente recién afiliada como aquellos que no se afiliaron porque estaban dentro de la cuota de los invitados. El transfuguismo no es una buena noticia para las bancadas en el Perú”, acota Nunes.

La presidenta de Transparencia, Adriana Urrutia, agrega que nos enfrentamos a un proceso de volatilidad y a la institucionalización de lo llamado por el investigador peruano Carlos Iván Degregori como “las dinámicas de los otorongos”. “Es decir, transformaciones en términos de identidad política en el marco del Congreso que no responden a filiaciones ideológicas y programáticas. Eso es un peligro porque no podemos pensar en una actitud que a la larga vaya a defender alguna postura”, indica.

Ante este escenario, la politóloga Paula Távara señala que “podríamos pensar en posibles fracturas de las bancadas o en poca disciplina partidaria para el voto y la presentación de proyectos, pues no existe una identidad o compromiso con las organizaciones políticas a las que representan”.

En el 2016, el Congreso planteó que, por lo menos,  el 50% de una lista de candidaturas sean mujeres.
En el 2016, el Congreso planteó que, por lo menos, el 50% de una lista de candidaturas sean mujeres. | Fuente: Andina

Igualdad de género en el Congreso

Alrededor del 40% son congresistas mujeres, un récord en la historia peruana. Pero, ¿esta cifra asegura el desarrollo de una agenda que vele por los derechos de las mujeres? Las expertas coinciden en que el alto número de mujeres en el Congreso es muy positivo porque asegura una representación más semejante a la composición de nuestra sociedad, pero advierten que el conservadurismo de la mayoría de partidos puede ser una traba en la discusión de temas de igualdad y género.

“La sola presencia de las mujeres permite pensar en acuerdos y diálogos que avizore otro horizonte de posibilidades”, comenta la analista Paula Távara.

A su turno, Adriana Urrutia de Transparencia dice que “la evidencia demuestra que cuando hay más mujeres electas existe una mayor probabilidad que los temas que atañan a las ciudadanas mujeres sean debatidos. Pero, en ese sentido, creo que es necesario que las parlamentarias enuncien cuáles van a ser sus agendas de cara a reducir las desigualdades entre mujeres y hombres que existen en nuestro país”.

La nueva representación nacional iniciará sus labores el próximo 28 de julio. Los especialistas coinciden en que los nuevos congresistas tienen la importante tarea de recuperar la confianza de la ciudadanía, a través de su desempeño legislativo y partidario.