Andina
Pleno del Congreso. | Fuente: Andina

El Congreso de la República del periodo 2021-2026 tiene como características su alto grado de fragmentación y la inexperiencia. Especialistas señalan que es necesario llegar a consensos, aunque la dispersión de los grupos puede complicar ello.

Diez agrupaciones políticas superaron la valla electoral: Perú Libre, Fuerza Popular, Acción Popular, Alianza para el Progreso, Renovación Popular, Avanza País, Juntos por el Perú, Podemos Perú, Somos Perú y Partido Morado. A excepción del Partido Morado que solo logra ocupar tres escaños (Susel Paredes, Edward Málaga-Trillo y Flor Pablo), las demás agrupaciones podrían armar bancadas al tener cinco o más parlamentarios.

De los 130 congresistas electos, solo nueve tienen alguna experiencia parlamentaria previa. Este Congreso es el primero que entra en funciones para un periodo completo, luego de aprobarse en referéndum la reforma que eliminó la reelección parlamentaria.

En busca de mayorías

En el caso de que Pedro Castillo consiga la presidencia de la República, su grupo parlamentario Perú Libre tendrá 37 escaños. Y en el caso de Keiko Fujimori, la bancada de Fuerza Popular tendrá 24 representantes. En ambos casos es necesario que sumen apoyos para la aprobación de leyes.

“Se requiere encontrar consensos para avanzar en legislación para sacar adelante al país. Para aprobar normas se necesitan mínimo 66 votos, para cambiar leyes orgánicas. Ninguna bancada tiene ese tamaño. La bancada más grande tiene 37 congresistas. Por si sola no hace nada, entonces, esto demuestra que es importante los consenso para avanzar”, manifestó el abogado constitucionalista Alejandro Rospigliosi.

Durante la campaña electoral, se han oficializado respaldos políticos como el de Juntos por el Perú a la candidatura de Pedro Castillo o como el de Renovación Popular, Avanza País y Alianza para el Progreso a la candidatura de Keiko Fujimori. ¿Estos apoyos continuarían dentro del Parlamento en eventuales gobiernos? Para el politólogo Cristhian Jaramillo, es muy poco probable.

“El hecho de que sigan mismos principios no quiere decir tampoco que vayan a colaborar dentro del Congreso. Uno esperaría como siempre que las alianzas duren muy poco y que los tránsfugas sean bastante altos”, manifestó.

“Sea Keiko Fujimori o Pedro Castillo, al final se van a ver obligados intentar pactar con algún partido o movimiento, porque ninguno de los dos tiene mayoría dentro del Congreso. Van a ser tiempos aún más difíciles sobre todo en temas de decisiones grandes. Los cambios grandes que se necesitan hacer no se van a hacer de manera rápida o eficiente, sino van a demorar tiempo”, añadió. 

Curva de aprendizaje

Un punto a considerar para los que recién ingresen al Parlamento es contar con asesores especializados en temas parlamentarios, manifestó Rospigliosi. “Deben saberse rodear de buenos asesores, en el Congreso hay asesores con mucha experiencia. El servicio parlamentario del Congreso que son trabajadores de planta también puede apoyar. Pero si los congresistas por pagar favores políticos van a tener de asesores al que le hizo las pintas, al que le hizo la campaña, pues estamos en problemas”, consideró.

Jaramillo recordó que una de las justificaciones durante la aprobación de la no reelección de congresistas fue que los partidos iban a tomar mayor protagonismo en la formación y adaptación de los nuevos parlamentarios. “Los congresistas pueden ser nuevos, pero los partidos iban a ser las personas que pongan los asesores. Los congresistas se iban a apoyar en sus partidos. Fue una lectura bastante optimista de lo que es un partido político. El discurso desde los 90 es que los partidos son débiles, tan institucionalizados no están y esperar que se genere una maquinaria política detrás de un congresista nuevo era algo bastante inocente. Entonces, yo creería que los partidos más institucionalizados: Fuerza Popular o Alianza para el Progreso, sean excongresistas los que ocupen plazas de asesores. Pero los partidos que recién ocupan la plaza por primera vez, como Perú Libre, ahí el tema será: cómo arma su equipo de asesores y quiénes lo integran”, detalló.

El Reglamento

Luego de recibir la credencial por parte del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), el parlamentario electo deberá ir al Congreso para iniciar con el trámite de su declaración jurada de bienes y rentas. Asimismo, deberán ir familiarizándose con el Reglamento del Congreso.

“El Reglamento contiene las normas mínimas que todo parlamentario debe saber, como sus deberes y derechos. Qué puede hacer y qué no. Recién ahí se empieza a aterrizar y sincerar la oferta electoral. Una cosa es la que ofrece en la campaña y otra, la que pueden hacer en realidad”, comentó Rospigliosi.

“El Reglamento es como la Constitución, no está hecha para abogados, está hecha para ciudadanos en general. Es bueno que lo sepan porque muchos proyectos de ley no pueden tener iniciativa de gasto, si lo hacen, son proyectos de ley inconstitucionales. Lo podrán aprobar en comisión, en el Pleno, luego el Tribunal Constitucional lo va a dejar sin efecto”, añadió.

Agenda pendiente

Para Jaramillo, entre los temas pendientes están completar la reforma política y modificar la figura de la vacancia presidencial por incapacidad moral. En el periodo 2016-2021, ese artículo fue utilizado por la mayoría fujimorista para forzar la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski y posteriormente, el Congreso complementario aprobó la vacancia de Martín Vizcarra.

“Espero que se solucione lo más pronto la figura de vacancia presidencial por incapacidad moral. Se han presentado hasta seis mociones de vacancia, dos incluyendo a Sagasti, con justificaciones absurdas. El concepto de incapacidad moral se está prestando para literalmente cualquier cosa. Ese es el primer punto de agenda que el próximo Congreso debería resolver de manera bastante urgente”, manifestó.

Para Rospigliosi, el próximo Congreso también debe incrementar la productividad de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales en la que todavía no se resuelve, por ejemplo, las acusaciones contra los excongresistas Héctor Becerril y Luciana León. “Muchos congresistas más siguen con impunidad, porque la Subcomisión no ha hecho su tarea”, dijo.

PODCAST RPP | ¿Cuánto gastan las familias peruanas para protegerse de la COVID-19?

Los gastos en pandemia ya no son los mismos de antes. Hoy la compra de mascarillas, protector facial y alcohol son cruciales y representan un gasto en los hogares peruanos para evitar la COVID-19.