Elecciones 2021
A pocas semanas de las Elecciones 2021, las encuestas continúan indicando un alto número de indecisos. | Fuente: Andina

Estas Elecciones 2021 están marcadas por la alta cantidad de indecisos o de peruanos que votarían en blanco o viciado. Este grupo, de acuerdo a las encuestas de los últimos meses, se ha mantenido en un 30 por ciento en promedio.

Si bien los especialistas concuerdan en que la pandemia de la COVID-19 tiene mucho que ver con la atención sobre los comicios, es común escuchar que tanto el ausentismo, como el voto blanco y viciado, se relaciona con una expresión de rechazo a la clase política.

Este tipo de prácticas, lejos de expresar un reclamo contra el sistema político, beneficia a los partidos políticos que lo conforman.

“[Si se vota en blanco o viciado] lo que va a suceder es que se reduce el universo de votos válidos y esto permitirá que partidos políticos que en otras condiciones no deberían pasar la valla electoral, la pasen y se mantengan”, sostiene el politólogo Cristhian Jaramillo.

¿Por qué sucede esto? La Ley Orgánica de Elecciones establece que las cédulas consideradas blancas o nulas se descartan del proceso electoral. Es decir, no se consideran para ninguna de las elecciones (presidenciales, congresales ni Parlamento Andino).

Asimismo, especifica que para decidir qué autoridades ocupan estos cargos solo se toman en cuenta los votos válidos. ¿Qué pasaría si existe una gran cantidad de personas que votan en blanco o viciado?

Elecciones 2021
A pesar de realizarse en medio de la pandemia por la COVID-19, especialistas sostienen que no se espera que aumente el nivel de ausentismo. | Fuente: Andina

“Tenemos 25.287.954 peruanos que van a votar en las Elecciones 2021. Si un gran porcentaje decide viciar o dejar en blanco su voto, el universo de votos válidos va a ser más pequeño y, en consecuencia, esto permitirá que partidos políticos y los candidatos dentro de ellos puedan ocupar los cargos que están en disputa con mucha más facilidad”.

Para entenderlo en fácil: para que un partido no pierda la inscripción, uno de los requisitos es lograr el 5% de los votos válidos en el Perú en la elección congresal. No es lo mismo el 5% de 25 millones (1 millón 250 mil votos) que el 5% de 16 millones (800 mil votos). En el segundo caso -un supuesto en el que los votos blancos y viciados reducen el universo de votos válidos a 16 millones- un partido se salvaría con 800 mil votos, en lugar del más de un millón requeridos si todos los electores hábiles acudieran a votar y lo hicieran correctamente.

Jaramillo sentencia: “Mientras más se reduzca el universo de votos válidos, más fácil le va a resultar a un partido pasar la valla electoral, o a un candidato ser elegido congresista, así como tener un porcentaje un poco más grande de lo que usualmente debería tener”.

ELECCIONES NULAS: ¿PODRÍA OCURRIR?

Existe un escenario en el que las Elecciones 2021 podrían declararse nulas y se daría debido a los votos nulos, blancos o viciados. En su artículo 184, la Constitución determina que si dos tercios de los votos son de este tipo, se declara nulo todo el proceso electoral. Eso quiere decir que esto podría pasar si el 76.6% de los peruanos deciden esta opción.

Que se presente este escenario, sin embargo, es muy difícil. “En una elección general eso nunca ha pasado”, comenta Jaramillo. “Sí ha pasado en elecciones municipales, en distritos muy pequeños, donde alcanzar un 50% de votos nulos o blancos no es tan complicado”.

El especialista en temas electorales agrega, no obstante, que lo más probable es que en las Elecciones 2021 los votos blancos y nulos seguirán el patrón de los últimos años.

¿CÓMO INFLUYE EL AUSENTISMO?

No presentarse a votar tiene una consecuencia directa para el elector ausente: pagar una multa. Para las Elecciones 2021, significa restar legitimidad. “Un número alto de participación electoral significa que la elección es legítima. A más personas participen, más legítima es la elección porque va a contar con una pluralidad de opiniones y preferencias, que es lo que la democracia busca”, explica Jaramillo.

A esto se suma que, si el porcentaje de ausentes es alto, sucederá lo mismo que con los votos nulos y blancos: el universo de votos válidos se irá reduciendo, con las consecuencias antes descritas.

En el Perú, a pesar de todo, la participación popular en elecciones siempre ha sido considerablemente alta. Si bien las encuestas hoy en día nos hablan de una gran cantidad de indecisos, debemos entender que nuestro voto tiene consecuencias, incluso aquellos blancos o viciados. Decidamos bien.