El Perú es el segundo país de América del Sur con más denuncias de abuso sexual. | Fuente: RPP/Andina

A finales de septiembre los casos de dos bebés que fueron violadas por sus padres conmocionaron al país. Una de ellas, nacida en Cajamarca, tenía apenas un mes y no sobrevivió al abuso. La segunda, nacida en Huaraz hace tres meses, lucha contra un grave cuadro infeccioso en un hospital de Lima. Estos dos casos, lejos de ser excepcionales, evidencian una vez más el horror que sufren cada año miles de niños en el Perú.

Según datos del Centro de Emergencia Mujer del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) obtenidos por el programa Todo se Sabe, entre enero y septiembre de este año se presentaron 4462 denuncias por violación sexual contra menores de edad. De estos, 356 son niños de entre 0 y 5 años.

El jueves, la directora del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) de San Borja, Zulema Toma, había dado la señal de alerta en Conexión de RPP Noticias al comentar la situación de la bebé huaracina: "Hemos recibido muchos casos como este y seguimos recibiendo, (por) maltrato infantil y violación sexual".

Las cifras revelan, además, que 1,420 víctimas atendidas por el MIMP tienen entre 6 y 11 años; y 2,686 están entre los 12 y 17 años. Al incluir a los menores víctimas de violencia física, psicológica y patrimonial el número de atenciones entre enero y septiembre de 2017 llega a 21,177.

Cuadro de cifras del Centro de Emergencia Mujer.
Cuadro de cifras del Centro de Emergencia Mujer. | Fuente: RPP