Alan García falleció tras dispararse en la cabeza. | Fuente: Foto: Andina

Ricardo Pinedo, exsecretario de Alan García, reveló que el expresidente escribió durante sus últimos meses de vida su autobiografía de unas 300 páginas que llevan como título 'Metamemorias' y en la que hace un repaso "por temas" a las diferentes etapas de su vida.

"Faltaban solo las fotos. He puesto en manos de la familia la última versión y las fotos. Les corresponde a ellos señalar quién va a continuar con el trabajo (…) Ya estaba concluido el texto, solo falta la selección de fotos y titularlas ", señaló al diario Correo.

El exsecretario de García señaló que el expresidente tardó aproximadamente 9 meses en escribir las 300 páginas. Además, dijo no conocer la fecha de publicación, la cual quedará a criterio de su familia. "Me imagino que no hay ningún apuro en hacerlo", dijo.

"Hay impresiones de los pasajes de su vida con evaluaciones actuales, su paso por la Complutense, lo que le significó vivir 9 años alejado del país por el autogolpe, la familia que descubrió allá. Solo una línea, él me dice: 'Yo nunca había llevado a mis hijos al colegio en el Perú y lo que me sirvió del golpe de Fujimori es para llevarlos, era para hacer supermercado y eso se lo agradezco a Fujimori infinitamente'", señaló sobre el contenido de la obra.

La entrega de la carta póstuma

En otro momento de la entrevista al diario Correo, Pinedo recuerda que la carta titulada 'La razón de mi acto', revelada tras la muerte de García, le fue entrega por el expresidente antes del 18 de noviembre del 2018, una semana antes de su ingreso a la embajada de Uruguay.

"He traído una cosa, guárdeme esto", recuerda Pinedo que le dijo Alan García en su despacho al entregarle un sobre manila, lacrado con cinta blanca. El secretario recuerda que, tal como hizo durante el tiempo que trabajó para él, no le hizo preguntas y guardó la carta en un fólder.

Asimismo, recuerda que cuando abandonó la embajada de Uruguay, luego de que le negaran el asilo, el expresidente le recordó la carta y esta vez le dijo que era para sus hijos, pero no le dio la orden de dárselas. Meses después, ya en el velatorio tras la muerte de Alan García, Pinedo recordó la carta y cumplió con entregársela a sus hijos.

"Les dije: 'Su padre me dio algo para ustedes y cumplo con entregarlo'. Se los dejé y salí del salón. Esperé en el pasillo, minutos después salió Alan Raúl y me dijo: 'Esto es lo que ha dejado el viejo, léelo', y veo que era el sustento del por qué había tomado esa decisión", relató.

¿Qué opinas?