Zulema Tomás renunció al cargo tras denuncias. | Fuente: Foto: Minsa

La hoy exministra de Salud, Zulema Tomás, renunció el pasado viernes a su cargo luego de que se evidenciara que familiares suyos trabajaban en el Estado cuando ella asumió el cargo. Pese a las evidencias, la extitular del Minsa dijo que se emprendió una campaña de demolición en su contra por chocar con "grandes intereses".

"No voy a permitir que esta campaña sistemática de demolición, porque seguro me he metido con los grandes intereses. Está bien, soporté lo de mi esposo hasta lo de mi hermana, pero ahora se están metiendo con mis hijos. Soy madre y eso no lo voy a permitir", dijo días atrás en declaraciones a Nada está Dicho de RPP Noticias.

Sin embargo, a las dos denuncias previas por la contratación de su esposo y de su hermana en importantes puestos en el Estado se suma una nueva. Esta vez se conoció que los padres de la pareja de su hijo fueron favorecidos durante su gestión. Tomás renunció al cargo cuando se enteró que el programa Panorama daría a conocer este caso el fin de semana.

Según el reportaje del mencionado dominical, la doctora Luz Hortencia Parra Galván, madre de la pareja de su hijo, fue designada jefa de la Oficina de Apoyo de la Docencia e Investigación del hospital María Auxiliadora. La resolución oficial del 28 de agosto, publicada en el diario El Peruano, lleva la firma de la hoy exministra de Salud.

Asimismo, el padre de la joven, el médico Mariano Alarcón Guevara, quien también trabaja en el hospital María Auxiliadora, recibió una sanción leve tras ser denunciado, hace un año, por abandonar su puesto de trabajo para realizar atenciones privadas en clínicas particulares, pese a que durante la gestión de Silvia Pessah se pidió su destitución por falta grave.

Las otras denuncias contra Tomás

Semanas atrás, Zulema Tomás negó un "intercambio de favores" en la contratación de su esposo, Miguel Palomino, al cargo de confianza de Coordinador de Gestión de la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (Sunarp), puesto al que renunció solo tres días de su llegada por los cuestionamientos a la entonces ministra.

"Tanto yo como mi esposo somos servidores públicos por más de 30 años. Nuestras declaraciones juradas de intereses son totalmente transparentes. No existe ningún nepotismo, yo no he intervenido absolutamente en ningún contrato; es más, es importante señalar que esto es el costo de ser ministra de Salud", dijo en aquel entonces.

Días después se conoció que Tomás Gonzáles no informó sobre la situación laboral de su hermana Edith Tomás, quien trabaja en Sedapal. Al ser consultada por este tema, reconoció que "fue un error" y que este fue uno de los temas por los que presentó su renuncia, además de las otras denuncias que consideró como un "ataque".

"Si yo tuve una omisión, definitivamente eso no puede mancillar al Gobierno de ninguna forma. Por eso también presento mi renuncia [...] Fue un error (no declarar sobre su hermana) y por eso mismo también, para que no señalen al Gobierno. Lo que menos quiero es ir contra los lineamientos del Gobierno, de ninguna manera”, declaró en RPP Noticias.

¿Qué opinas?