Declaraciones de Gerson Villar, jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE). | Fuente: RPP Noticias

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Gerson Villar, confirmó que un grupo de internos del penal Miguel Castro Castro, en San Juan de Lurigancho, realizó un motín que fue controlado por la Policía Nacional luego de que se activara el protocolo de intervención para recuperar el orden interno.

Desde Chimbote, Villar señaló que las causas del motín están relacionadas a protestas por la exclusión de algunos delitos incluidos en la posibilidad de un inulto, situación que ha perjudicado a varios internos, además de reclamos por condiciones de salud en los penales.

Sobre este segundo punto, el jefe del INPE informó que se han adquirido 200 mil pastillas de azitromicina que desde hoy se han comenzado a repartir. A nivel nacional, señaló que serán 500 mil pastillas que buscan reducir la sintomatología de internos que tengan COVID-19 y evitar así su traslado a hospitales.

Respecto a las denuncias de los internos, el jefe del INPE reconoció que los problemas en el sistema de salud en los penales "no es de ahora, pero se ha agravado" por la pandemia del COVID-19. Al respecto, mencionó que se ha generado un "tratamiento preventivo" para que los internos reciban un "tratamiento temprano".

"Esa es la estrategia que estamos manejando, porque pensar en tomar una prueba a 97 500 internos en realidad es poco probable, por eso trabajamos con la estrategia de intervenir la sintomatología para poder controlar la severidad", precisó.

En otro momento, Villar informó que dos personas fallecieron el pasado domingo al interior del penal Castro Castro. Según dijo, los cuerpos fueron trasladados por el equipo de traslado de cadáveres del Ministerio de Salud.

Motín en el penal Castro Castro. | Fuente: RPP Noticias